La Xunta intenta capturar «a los que van a hacer daño»

En Verín, donde avanzan las llamas rodeando la localidad, se registraron hasta diez focos de origen simultáneos

El incendio de Verín, en Orense, que contabilizó diez focos, ha arrasado ya 470 hectáreas y sigue sin control
El incendio de Verín, en Orense, que contabilizó diez focos, ha arrasado ya 470 hectáreas y sigue sin control FOTO: Brais Lorenzo EFE

La Xunta de Galicia mantiene abierta una investigación para intentar dar con el autor o autores de los últimos incendios forestales registrados en la comunidad en los que está clara su «intencionalidad» y también el hecho de que «van a hacer daño», según el director general de Defensa del Monte, Manuel Rodríguez.

Los distintos focos registrados simultáneamente en diferentes localidades y en varios puntos están dificultando las labores de extinción. Destacan por su virulencia los de Verín en Orense, que amenaza grupos de casas, o Arbo, en Pontevedra. «Diez focos con esa incidencia, todos ellos simultáneos, cerca del entorno urbano, cerca de viviendas y terrenos, hacen pensar que fueron intencionados», apunta el director general, quien pide acabar con estos debates cuando la realidad demuestra que pocas dudas hay.

En el caso de Verín, el fuego, que ha arrasado más de 600 hectáreas, se originó en diez focos diferentes y simultáneos. Los primeros se iniciaron en la zona este, lo que hizo que todos los medios de extinción se concentrasen allí. «Cuando estábamos todos allí, para intentar apagar estos primeros focos, empezaron otros en la zona norte, y ahí ya arrancó hasta convertirse en un incendio forestal», explica Rodríguez, quien ha concretado que ahora mismo se continúa trabajando en la zona para evitar que se reactiven.

Tradicional o fortuito

A diferencia de la inusual ola incendiaria provocada durante buena parte de julio por las tormentas secas y los rayos, que afectó principalmente a zonas de O Courel, Invernadoiro y Carballeda de Valdeorras, este representante autonómico alerta de que estos incendios siguen una «tipología más tradicional», frente a los de julio, que fueron «algo fortuito», agravados o no por el calentamiento global, informa Efe.

En el incendio de Verín, deja claro el representante autonómico que ni siquiera puede decirse que sea «estrictamente forestal», puesto que tuvo lugar en diez puntos y hasta rodear todo el perímetro de Verín municipio, lo que refuerza, a su juicio, la teoría de la intencionalidad. «¿Cuál es la excusa de lo que está ocurriendo estos días? Lo que ha ocurrido en Verín es escandaloso», observa el responsable de Montes, quien se pregunta «qué puede empujar a alguien a cometer semejante barbaridad».

Preocupa también en España de forma especial el que ha comenzado en Tordesillas (Valladolid), con varios medios de extinción actuando contra un incendio que avanza «de forma rápida» hacia la A-62 y varias viviendas.

En el lugar trabajan actualmente dos helicópteros, dos cuadrillas helitransportadas, tres agentes medioambientales, dos autobombas y una cuadrilla terrestre, aunque se mete sean necesarios más refuerzos.