Cientos de Erasmus españoles “tirados”, sin un techo donde dormir en Italia

El ministro de Universidades, Joan Subirats, responsabiliza a las universidades de acogida y no ofrece ninguna solución a los estudiantes españoles

Cientos de estudiantes Erasmus españoles se encuentran “tirados” en varias ciudades Italia ante la imposibilidad de encontrar alojamiento. Los jóvenes han denunciado a través de las redes sociales que muchos de ellos están durmiendo en estaciones de tren, autobús e, incluso, en la calle porque no encuentran pisos para alquilar. Los más afortunados han conseguido habitaciones en hostales o comparten entre varios pisos alquilados a través de plataformas como Airbnb.

Es el caso de Diego Díez, uno de los estudiantes que se encuentra en Roma, que ha asegurado a Efe: “No sé donde voy a dormir hoy, pero aunque sea entre los estudiantes de Erasmus nos estamos ayudando mucho”.

Díez explicó que estuvo meses buscando un alquiler a través de internet, pero al no encontrar nada decidió viajar a Italia con la esperanza de seguir buscando a través de inmobiliarias mientras reside provisionalmente en hostales o alquileres vacacionales.

Por su parte, Luis Aybar, padre de un alumno de tercero de Historia en la Universidad de Alcalá que se encuentra en Pisa (Italia) sin poder alquilar un sitio para dormir, ha denunciado que la situación en el país es de “caos absoluto” debido a la dificultad que están encontrando los estudiantes Erasmus para encontrar alojamiento.

“El grupo en el que está mi hijo, que se llama Erasmus Pisa y son más de 200, un grupo de redes sociales, están sin alojamiento fijo más del 20 o 25 por ciento”, ha asegurado en declaraciones a Europa Press el padre del joven.

La situación es tal que, según ha explicado Luis que viajó a Pisa para ayudar a su hijo con el traslado, los estudiantes no tienen opciones para alojarse “ni en poblaciones de alrededor” y por ello el planteamiento de muchos chicos es “darse la vuelta y volver a España por no tener dónde quedarse”.

“Los chicos están absolutamente desatendidos y desangelados. Decir en Italia Erasmus, español y directamente ni te atienden”, ha lamentado el padre del joven, al tiempo que ha añadido que esta situación “debe ser a nivel de Italia en general”, ya que se están dando en varias ciudades.

En el caso de su hijo, que de momento ha encontrado un sitio donde dormir ya que, gracias a las redes sociales, se queda con dos chicos que han conseguido un piso hasta el 30 de septiembre, tenía planificado el viaje a Italia “desde el mes de julio”.

No obstante, tuvo que abandonar el alojamiento que habían reservado, un dormitorio con cuarto compartido. “He estado en cuadras más limpias que en la que se tenía que quedar mi hijo. Un hombre de 50 años le prohibió usar el baño”, ha asegurado el padre del estudiante.

“Las agencias no les escuchan, no hay ninguna respuesta por parte de la Universidad ni de la Administración. Las residencias de estudiantes de allí solo quieren a estudiantes italianos, no nos han dicho el motivo. No sé si es que no tienen capacidad para tanto alojamiento o quieren hacer caja cobrando unas barbaridades por unos cuchitriles”, ha concluido el padre del estudiante.

Por su parte, el ministro de Universidades, Joan Subirats, ha responsabilizado a las universidades de acogida de las dificultades de los estudiantes Erasmus para encontrar alojamiento en ese país, aunque ha reconocido que esta situación también se produce entre los universitarios europeos que llegan a grandes ciudades españolas.

“El problema es que el éxito del programa Erasmus, que ha hecho que muchas universidades se hayan incorporado, no siempre va acompañado de cuidar los detalles del alojamiento y es responsabilidad de éstas ayudar, facilitar y tener un servicio de colaboración en esta línea”, ha explicado Subirats en una entrevista en TVE recogida por Europa Press.

No obstante, ha admitido que los problemas que están sufriendo los estudiantes españoles en Ferrara (Italia) también "lo sufren los que viajan a Barcelona, Granada, Salamanca o Madrid" por el encarecimiento de los alquileres. En opinión de Subirats, "no es algo que esté alejado de problemas más generales como país".

En el caso de España, ha explicado que el Ministerio de Universidades trabaja ya en coordinación con la SEPIE, la Agencia Nacional española para el desarrollo y gestión del programa europeo universitario, para “ver cómo se puede facilitar la ayuda necesaria a los estudiantes que vienen a España a tener esa experiencia Erasmus”.