MENÚ
miércoles 12 diciembre 2018
20:42
Actualizado

España se desnuda en Eurovisión

Deslumbró esta noche. Con un mono al estilo Beyoncé. La firma José Fuentes ha asumido los 50.000 euros del vestuario

  • Edurne durante la actuación en Viena
    Edurne durante la actuación en Viena
Madrid.

Tiempo de lectura 5 min.

24 de mayo de 2015. 01:01h

Comentada
Madrid. 23/5/2015

ETIQUETAS

Tres meses trabajando «full time» para Edurne, que se resumen en 17 vestidos de fiesta, más de 5 de cóctel y 22 en estilo casual –en los que han trabajado más de 20 personas– y 28 pares de zapatos para esta semana eurovisiva que ha colapsado Viena. En la madrugada del jueves, a través de skype, la cantante mantuvo una conferencia con su mano derecha en el vestuario, José Fuentes, para decidir el traje que lucirá esta noche. «No te puedo dar ninguna pista, sería romper la magia de una semana que está siendo maravillosa para ella. Lo único que te puedo decir es que vamos a decidir si sacamos toda la artillería pesada o no», comenta Fuentes. Por aquello de sonsacar con cierta elegancia, quien esto escribe le comenta el impacto que causó en uno de los ensayos con un vestido capa para aparecer deslumbrante con otro traje. «Sí, es uno de los diseños más espectaculares. Ten en cuenta que era un vestido capa de punto de seda que medía 18 metros. Y luego se quedaba con un vestido de inspiración griega –un pallés libanés con cristales–, valorado en 15.000 euros». Fuentes ni dice que sí, ni dice que no, pero da algunas claves: «Lo importante es que elija el vestido con el que se sienta más cómoda y segura sobre el escenario. Eso es vital. Hay trajes muy comprometidos –uno de ellos pesa más de nueve kilos–, pero ya ha cantado y bailado con él, y resiste bien el peso. No le quita armonía ni a sus movimientos ni a la coreografía», afirma. Y sí, parece que van a tener que ir a por todas, incluido un semi streptease final con un mono al estilo Beyoncé, aunque Fuentes no lo confirma, ya que ayer se supo que Edurne actuará en el puesto 21 de 27 países. Nunca se sabe si es bueno o malo. ¿En contra? El posible hartazgo de los espectadores 20 canciones después. ¿A favor? Que los votantes tengan muy fresca la actuación y decanten parte de sus votos a la joven española.

Concretamente esa actuación, y cómo se está volcando Edurne con los «eurofans», está provocando que la cantante suba en las casas de apuestas, que ya la sitúan en el «top 10» de favoritos a ganar Eurovisión. Además hay que sumar que las Prensas austriaca, belga e inglesa están enamorados de ella, hasta el punto de que el rotativo británico «Daily Star» soltó ayer un titular que era como una declaración de amor: «Eurovisión se ha vuelto más sexy con la gran esperanza de España».

Un país sin complejos

Éste era justo el propósito de José Fuentes y la cantante: «Queríamos que Europa viese a una España moderna, sexy, sin complejos. Lo que se pretendía es que en cada aparición pública se presentase impoluta y con el diseño adecuado para cada momento. ¡Han hablado tan mal otras veces!», afirma. La relación entre ellos viene de lejos. «Se puede decir que somos amigos, tomamos las decisiones en común, aunque, como es lógico, la última palabra la tiene ella. Además, Edurne tiene muy buen criterio, conoce su cuerpo y sabe lo que mejor le queda». Fuentes comenta que durante esta semana Edurne le ha enviado numerosos whatsaps con los vestidos que se iba poniendo, «no tanto para tener mi aprobación, sino porque tenía la ilusión de enseñármelo, además de que la acompaña uno nuestro estilista.

Fuentes se conoce su imagen de memoria y desde el principio decidieron que llevase un «rollo muy de los 70, especialmente de la moda que se llevó en esa década en Estados Unidos. Y creo que le hemos sacado el máximo partido. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que lo más importante es la imagen que proyecta Edurne». Sobre los materiales y texturas con las que se ha trabajado ha ido a por todas: «Primer punto: nos encontramos ante un evento musical. Ese aspecto ya condiciona. Por eso optamos por usar mucha seda natural, que da un aspecto de dinamismo, bordados con lentejuelas y microlentejuelas –que pueden quedar muy bien si se da con la iluminación adecuada, y eso se ha conseguido, como también se ha logrado con los cristales–, son materiales concebidos para impresionar tanto a los que estarán viendo el espectáculo en directo como los que lo verán en televisión».

Tanta fe tiene Fuentes en que Edurne va a triunfar en Eurovisión que no ha dudado en invertir en la cantante y en el acontecimiento. La firma ha costeado todo el vestuario. En total, como diría un castizo, 50.000 euros del ala. «Aquí no ha pagado nadie nada, sólo nosotros», afirma.

Si la cantante logra un buen puesto y todo apunta a que sí, Fuentes quiere llevarse de mérito el justo. «Creo que el esfuerzo que está haciendo es mayúsculo. Se está volcando con los fans y la promoción que ha llevado a cabo es perfecta. Se está conociendo a otra Edurne. Y, por favor, no olvidemos que lo importante es ella». Como detalle comenta que el miércoles dio un concierto para los eurofans con una lluvia torrencial, «algo, que por la voz y por la posibilidad de coger un catarro no le beneficiaba para nada y con un par de narices se subió al escenario. Así es ella».

Trabajar de espaldas a la fama

Este joven diseñador afincado en Barcelona define su trabajo como «piezas elaboradas a través de mi inspiración mediterránea y europea: elegante y atemporal. Aunque ahora en la apertura de la página web aparece como «diseñador oficial de Eurovisión 2015 España», es un corredor de fondo que huye de la fama efímera. Además de vestir a Edurne, también ha diseñado vestidos para María Pujalte y Mónica Naranjo.

David de Egea, su talismán

Cinco horas antes de que Edurne ya esté preparada para actuar en Eurovisión, su novio David de Gea (la pareja, en la imagen) estará jugando con su equipo, el Manchester United contra el Hull City, que se sitúa el cuarto en la Premier. Ya está prácticamente confirmado que no viajará a Viena. El portero no se ha pronunciado durante estos días sobre la participación de su novia. Edurne tampoco quiere hablar mucho de su chico. El pasado miércoles, la cantante dejó plantada a Mariló Montero, que le estaba realizando una entrevista para «La mañana de La 1». Montero, además de preguntarle por el evento musical, intentó sonsacarle sobre el posible futuro de David en la portería del Real Madrid. Ante la insistencia de la presentadora, Edurne se excusó y se marchó comentando un escueto: «lo siento me están llamando por allí».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs