MENÚ
martes 19 marzo 2019
04:46
Actualizado

Darse a la fuga si la víctima ha fallecido será penalizado

La omisión de socorro al volante será penado con hasta cuatro años de prisión. Además, habrá penas más duras según el número de fallecidos.

  • Imagen de un coche tras haber arrollado a un pelotón de ciclistas
    Imagen de un coche tras haber arrollado a un pelotón de ciclistas /

    EFE

Tiempo de lectura 2 min.

21 de febrero de 2019. 13:32h

Comentada
Belén Tobalina 20/2/2019

Hasta la fecha los abogados argumentaban que si su cliente había huído de un accidente en el que la víctima había fallecido no se le podía aplicar el delito de omisión de socorro. Sin embargo, este argumento ya no podrá ser utilizado en un juicio. El pleno del Senado aprobó ayer una aproposición de ley al respecto por la que, además de modificar el Código Penal para que el delito de omisión se socorro se incluya como delito específico de Seguridad Vial, cuando se provoque un accidente de tráfico si el conductor se da a la fuga habrá delito de omisión de socorro aunque la víctima haya fallecido. La proposición de ley –que fue presentada ya el 22 de junio de 2017 por el PP– fue aprobada por todos los grupos, con la excepción de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.

Así, una vez sea aprobado en el Congreso y publicado en elBOE, abandonar el lugar del accidente si éste es fruto de una imprudencia propia estará penado con hasta cuatro años de prisión. Si fuera fortuito, el castigo sería de tres a seis meses de cárcel. «Hasta la fecha, la pena por la omisión de socorro se dejaba en una multa de tres a 12 meses si el conductor no provocaba el accidente. Si éste hubiera sido fortuito de seis a 18 meses y por imprudencia de seis meses a cuatro años», precisa a este periódico Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

De este modo, se corrigen errores para evitar que casos como el denunciado por Anna González queden impunes. Cabe recordar que Anna fue la mujer que impulsó la campaña que dio vida a esta reforma, «#PorUnaLeyJusta», después de que su marido falleciera cuando circulaba en bicicleta tras ser atropellado por un conductor que se dio a la fuga. «El que se fugue la va a pagar», afirmó horas antes de la votación en declaraciones recogidas por Efe.

Además, el Senado aprobó otro cambio por el que las penas serán más duras al volante en función del número de víctimas. Así, si un conductor comete un delito contra la seguridad vial que cause fallecidos o heridos será siempre tipificado como imprudencia grave y castigado con penas «de entre uno y cuatro años de prisión. Pero si esa imprudencia causa al menos dos muertos o uno y un herido muy grave, la pena será de cuatro a seis años se podrá condenar a seis años. Y si son numerosos los fallecidos, la pena de prisión sería de entre nueve y 13,5 años», precisa Arnaldo. «Este último punto causará dificultades dado que ¿cuánto son muchos fallecidos? ¿Cuatro, 10 o 60 pasajeros de un autobús?», se pregunta.

«Esta ley trata de definir mejor cuales son las conductas delictivas que se producen en las carreteras», afirmó el senador del PP Remigio Delgado. Opinión similar trasladó el socialista Juan Luis Soto, que manifestó que no hay mejor forma de despedir la legislatura que con esta aprobación.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs