MENÚ
domingo 19 mayo 2019
00:43
Actualizado

Un muerto y 49 heridos al descarrilar un tren en Vacarisses (Barcelona)

El descarrilamiento del tren, con seis vagones, ha tenido lugar en la línea R4 como consecuencia de un desprendimiento de tierra

  • Trabajadores de emergencias trabajan en el lugar en el que ha descarrilado el tren entre Terrassa y Manresa
    Trabajadores de emergencias trabajan en el lugar en el que ha descarrilado el tren entre Terrassa y Manresa / Reuters

Tiempo de lectura 5 min.

21 de noviembre de 2018. 07:24h

Comentada
Joan Planes.  20/11/2018

Un tren que partió a las 5.45 horas de la mañana de ayer en Manresa con destino a Sant Vicenç de Calders se topó media hora más tarde con un obstáculo inesperado. Entre las estaciones de Vacarisses y Vacarisses–Torreblanca, a unos 31 kilómetros de Barcelona, el convoy se topó con un desprendimiento de rocas y piedras, que hizo descarrilar los cuatro primeros vagones, mientras que los otros dos se mantuvieron en la vía.

El accidente provocó la muerte de una persona, y 49 heridos, cinco de ellos menos graves, y que tuvieron que ser hospitalizados, y 44 más leves. De los 133 pasajeros del tren, 83 resultaron ilesos, y completaron su trayecto en autobuses. Además, se habilitó un pabellón para los familiares, cerca de Vacarisses y también de Sabadell y Terrassa. El suceso ocurrió sobre las 6.15 horas. El conductor vio las piedras encima de la vía, pero no pudo frenar a tiempo. El problema es que las mallas protectoras no resistieron, y el accidente fue inevitable. Pocas horas después, se pudo recuperar la caja negra del tren, que siempre es importante para esclarecer del todo las causas de este tipo de accidentes.

La persona fallecida era un hombre de 36 años, vecino de Castellbell i El Vilar (Barcelona),y de nacionalidad uruguaya, que salió disparado por una ventana y que apareció muerto fuera del tren. A última hora de ayer, quedaban tres hospitalizados, ya que la mayoría de los heridos solo sufrieron daños leves. En un primer momento, cinco personas ingresaron en la Mutua de Terrassa, el Hospital Parc Taulí de sabadell y en un centro de la Fundació Althaia.

Este tramo de la línea está considerado, pese a lo que dijo Renfe, como uno de los puntos negros de la red ferroviaria catalana. En los últimos nueve años, han habido tres desprendimientos de tierra parecidos en el mismo tramo, en 2009 y 2011, pero este es el primero con una víctima mortal. Los motivos de los anteriores accidentes fueron muy parecidos, la caída de rocas a la vía, aunque únicamente hubo heridos. En este tramo de vía, la velocidad máxima está limitada a 100 kilómetros por hora.

Vea las imágenes del descarrilamiento

Otoño lluvioso

Mientras la Generalitat, Renfe y Adif iniciaron investigaciones para esclarecer los hechos, todo apunta a las lluvias para explicar el desprendimiento de las rocas. Cataluña recuerda pocos otoños con tantos aguaceros como en 2018, pero no se trata únicamente de los últimos días. Más bien de una acumulación de agua desde septiembre hasta las fechas más recientes.

Las investigaciones tienen que determinar las causas exactas del suceso, pero de momento algunos de los sindicatos de Renfe, como Semaf, mostraron su disconformidad con el estado de las vías y las líneas. Como prueba, la grabación que realizó el pasado domingo un maquinista de la misma línea y en este tramo, en la que se veía unos fuertes aguaceros cayendo sobre la vía. El tren tuvo incluso que parar porque caía agua por todas partes. Los sindicatos denuncian falta de inversión en las líneas convencionales.

Algunos de los pasajeros relataron su experiencia, y la mayoría coincidieron en señalar que, debido a la hora y al salirse los convoyes de la vía, los vagones quedaron a oscuras, lo que en un primer dificultó las tareas de rescate de los Bomberos. Entre los viajeros, hubo opiniones variopintas, como las sensaciones de que cayeron de golpe, o de un terremoto.

Dos compañeros de trabajo, Gabriel de Toro y José Santín, que resultaron heridos leves explicaron que «era como si nos matáramos, nos hemos visto como muertos», a lo que añadieron que «se cayó la montaña, el maquinista frenó corriendo y el tren descarriló». Una de las puertas de su vagón salió volando, y cayó en el tercer convoy.

En el operativo participaron una veintena de dotaciones de los Bomberos de la Generalitat, 17 patrullas de los Mossos d'Esquadra, 18 ambulancias y técnicos de Protección Civil de la Generalitat.

El Govern investiga el accidente

El Govern reaccionó rápidamente y se volcó ayer con el accidente de tren en Vacarisses, un punto al que acudieron a primera hora de la mañana el president Quim Torra, dos de sus consejeros –el titular de Interior, Miquel Buch, y el de Territorio, Damià Calvet–, y el vicepresidente Pere Aragonès, quien visitó a los heridos en un polideportivo de la localidad.

Tras retrasar la reunión semanal del Ejecutivo en la plaza de Sant Jaume para comprobar «in situ» lo ocurrido, los distintos dirigentes del Govern que pisaron las vías evitaron toda polémica y anunciaron la apertura de una investigación para esclarecer las causas del suceso. «Una vez superada la fase de emergencias ya se ha activado la comisión de investigación. En las próximas horas y días podremos saber más», resumieron.

El titular de Territorio, Damià Calvet, fue el primero en pedir que no se «especulara» sobre las causas y en remarcar la necesidad de «trabajar inmediatamente con la gente de Adif y Renfe para esclarecer las causas del accidente y garantizar un transporte público eficiente».

«El sentido común y las evidencias indican que el desprendimiento se habría originado por la lluvia, se tendrá que hacer un peritaje e investigar para determinar las causas exactas, pero todo indica que es cuestión de las lluvias», aseguró el vicepresidente Pere Aragonès siguiendo la tesis apuntada por el propio Calvet.

Los sindicatos y partidos como En Comú Podem sí fueron un paso más allá y reclamaron más inversiones en infraestructuras y una mejora del mantenimiento en puntos conflictivos de la red ferroviaria como el de Vacarisses. «No es la primera vez que ocurre un accidente, un descarrilamiento de este tipo, en este tramo», recordó la diputada de los «comunes» en el Congreso, Lucía Martín, tras reclamar «inversiones urgentes» al PSOE. CCOO, por su parte, se sumó a la reivindicación y pidió revisar «con urgencia el estado de conservación de los puntos de la red con problemáticas frecuentes».

Al lugar del accidente también se desplazaron la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera; el presidente de Renfe, Isaías Táboas; la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera; y el coordinador de Rodalies, Pere Macias. Informa C. R.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas