Así es Spot, el ‘perro robot’ que ha pasado de patrullar Chernóbil a servir cervezas en Sevilla

Un bar de la Cuesta del Rosario ha incorporado a este ‘nuevo camarero’ para servir botellines de forma autónoma en su terraza

Spot ya es uno más en Sevilla. Lo hemos visto tanto en las redes sociales, durante los últimos días, que parece que siempre ha estado entre nosotros. Este perro robot de Boston Dynamics llegó a la capital andaluza hace unas semanas, pero no ha sido hasta el fin de semana pasado cuando ha desatado el boom: sorprendió a los vecinos de Cuesta del Rosario sirviendo botellines de cerveza en el bar La Gitana Loca. Lo hizo con rapidez y precisión, pero sobre todo bajo los flashes de los móviles que lo grababan con estupefacción.

El cuadrúpedo no había sido camarero hasta ahora. Antes, se dedicó a buscar explosivos y a detectar radiación en Chernóbil. Se podría decir que sus usos son múltiples, de ahí que haya llamado tanto la atención de los viandantes sevillanos. Esta iniciativa es obra del mencionado gastrobar y de la empresa Macco Robotics, colaboradora de Boston Dynamics en España para el desarrollo de aplicaciones para el sector de la hostelería. “Nos llamaron de la empresa que lo desarrolla para probarlo durante una hora aquí y poder hacer una grabación, pero no esperábamos que tuviera tanta repercusión”, contó Alberto Martínez, el dueño del establecimiento, a Nius.

Spot cuesta en torno a 80.000 euros, una inversión que se escapa de las posibilidad de un negocio local. Aunque hay que subrayar que no es la primera vez que La Gitana Loca introduce algún que otro robot entre sus mesas. A principios de año, instaló un brazo robótico que tiraba las cañas con precisión. Y la cosa no queda aquí: esta semana, Martínez tiene la intención de incorporar un humanoide en su establecimiento de Mairena de Aljarafe.