Nino Sáez de Novales, el empresario que triunfa con EgoGames

El joven es CEO de eGoGames, una startup donde se rifan invertir las fortunas del país

Alejandro Sáez Novales
Alejandro Sáez NovalesInstagram

Alejandro Sáez Novales, o Nino –como le gusta que le llamen sus cercanos–, es un joven emprendedor de 24 años, sobradamente preparado con un currículum envidiable. Graduado en la universidad Instituto de Empresa de Madrid con una doble licenciatura en Administración y Dirección de Empresas y Derecho, el joven es CEO de eGoGames, la aventura empresarial en la que se embarcó junto a su amigo Baldomero Sánchez Granadino, también de 24 años, y graduado en la universidad CEU de Madrid en Ingeniería de Telecomunicaciones. Juntos, y en un tiempo récord, han conseguido levantar de una pequeña startup una empresa cuyo valor en el mercado se estima hoy en 30 millones de euros.

La clave de su éxito, la fórmula de la Coca-Cola que les ha hecho convertirse en todo un referente del sector, ha sido crear la primera plataforma europea que integra juegos para competir de manera electrónica. Traducido: un algoritmo que permite a los jugadores online no solo competir contra la máquina sino también monetizar su destreza a los mandos de los videojuegos compitiendo entre sí. Para ello, eGoGames ha patentado su pionero algoritmo en 176 países.

Se trata de un antes y un después en el mundo del videojuego, en el que se destierra el azar como variable y se asegura que la habilidad sea la única variable que determine quién gana. Y en este caso se gana dinero. La idea de Nino Sáez, tan simple como genial, ha hecho que la empresa crezca en poco tiempo como la espuma. Su éxito no ha sido invisible para algunas de las empresas más importantes del firmamento empresarial. Como explica su propia web, eGoGames nació gracias al apoyo «de tres de las empresas más potentes del mundo como son KPMG, PwC (Price Waterhouse Coopers) y Deloitte»; tres de las 4 consultoras que componen el denominado «Big Four» (las cuatro firmas de consultoría, auditoría y asesoramiento legal y fiscal más grandes a nivel mundial). De su mano lo han patentado a nivel mundial.

Profesionalizar los videojuegos

La clave del éxito del proyecto a nivel global es que el algoritmo es fácilmente integrable en cualquier otro juego. Según eGoGames, en solo 30 minutos el algoritmo se puede incluir convirtiendo todo tipo de juego móvil de habilidad en un eSport al dotarle de los tres componentes fundamentales, «la habilidad, las competiciones y el servicio streaming». La idea de Nino y sus socios ahora es llegar a acuerdos con los diferentes grandes «games studios» y para darle al jugador la posibilidad de profesionalizar su pasión, los videojuegos. La buena aceptación de la idea ha hecho que la empresa haya desarrollado ya siete de los juegos de más éxito que a día de hoy se pueden descargar en las dos plataformas más conocidas: Apple y Samsung Store.

La buena salud de la empresa de Nino Sáez pese a su corta vida –4 años–, se expresa en cifras. Constituida en mayo de 2017 con un capital social de 3.538€, su objeto social era el «desarrollo de aplicaciones y programas, soluciones informáticas, y compra-venta de empresas informáticas y el desarrollo de backware y software». En este tiempo la empresa cuenta ya con 28 empleados, en su mayoría jóvenes talentos, como sus dos creadores. El éxito ha hecho que la sede se les quedara pequeña por lo que hace seis meses Nino cambiaba de sede la empresa desde la madrileña calle Velázquez hasta Ortega y Gasset.

La bonanza económica de la empresa es tal que puede vanagloriarse de conseguir financiación millonaria en tiempo récord sin mayores problemas. En enero de 2020 Nino Sáez cerró una ronda de financiación de 3 millones de euros a la que acudieron algunos nombres ilustres del mundo de la empresa, como Donato González, presidente del Grupo Societé Générale en España, Francisco Riberas, presidente de Gestamp y Jaime Martín Laborda, socio fundador y director general de Millennial Gaming. Se trata de la segunda inyección de capital que logra la empresa en solo 3 años, tras obtener 300.000 euros en septiembre de 2018.

Una empresa que no presenta cuentas desde 2019 pero que cuenta con un patrimonio de 245.000 euros y un volumen de ventas cercano a los 2 millones de euros anuales. Además, Nino es un joven solidario. La buena salud de eGoGames ha animado al empresario a destinar parte de sus beneficios a causas sociales en beneficio de la comunidad. Con esa intención, el pasado abril firmó un acuerdo con la socialité María Bravo, y su fundación, Global Gift Foundation, para financiar la creación de un orfanato en Marbella para luchar contra la pobreza y la exclusión social infantil. En virtud del acuerdo, la compañía de Nino Sáez destinará a tal causa parte de los beneficios obtenidos de los torneos eSports para móvil. La iniciativa dará lugar a la apertura de un nuevo centro que llevará el nombre «Orfanato Egogames», con el que se pretende beneficiar a menores en riesgo de exclusión social.