El gadget del sábado

Crosscall Action-X5: un móvil todoterreno para quienes buscan resistencia pero también proteger el medio ambiente

Un smartphone ultrarresistente con cualidades que el mercado tecnológico no contempla habitualmente

El Action-X5, un móvil más verde de lo que pensamos.
El Action-X5, un móvil más verde de lo que pensamos. Crosscall

Los móviles ultrarresistentes o rugerizados están destinados, supuestamente, a un público que lleva a cabo tareas exigentes en ambientes extremos. O a deportistas que valoran la resistencia del producto y buscan calidad. Pero son un destino de compra para quienes persiguen una alternativa más verde, por así decirlo. El último modelo de Crosscall, el Action-X5 tiene algunas características sorprendentes. Lo hemos probado una semana y el veredicto nos ha sorprendido. Gratamente.

En mano tiene un peso muy similar al del iPhone 13 Max: este pesa 238 gramos, mientras que el Action-X5 no llega a los 236 gramos. Es decir, pese a todo el proceso de rugerización (los sistemas que lleva para hacerlo ultrarresistente) no es más pesado que otros que no tienen un tratamiento de resistencia.

¿Qué significa rugerización? El Crosscall Action-X5 suma la certificación militar US MIL-STD-810H, un estándar que evalúa dispositivos sometiéndolo a pruebas extremas de temperatura (por debajo de los -25ºC y por encima de los 50ºC), humedad, fuego directo, corrosión de ácidos, etc. Solo basta decir que si se cae al váter (y golpea de lleno con los bordes antes) la pantalla difícilmente se romperá y seguirá funcionando de maravilla. A esto le suma un hardware que, si bien no es de gama alta, sí va sobrado y cumple con las expectativas del usuario promedio: Snapdragon 662, 4/64 GB, pantalla de 5,43 pulgadas y resolución HD+, batería de 4.850 mAh, doble SIM y una memoria ampliable hasta los 512 GB. Si a eso le sumamos las cámaras de 48 y 13 MP y una frontal con gran angular, también de 13 MP, se trata de un dispositivo muy tentador.

Pero hay otras características que lo hacen diferente. Para empezar tiene el bien valorado y nunca suficientemente ponderado jack de 3,5 mm, perfecto para los cascos de siempre. Segundo, el software propio y prescindir de programas superfluos, hace que la batería tenga una duración de hasta 48 horas con un uso promedio. En el papel no llega a tanto, pero sí que excede cómodamente las 24 horas. Debido a la naturaleza de su uso, también puede ser utilizado como walkie talkie para comunicarse con otros Crosscall. Incluye también un sensor de huella dactilar: está ubicado en el lateral y es un poco pequeño la verdad. Pero esto lo compensa con hasta cuatro botones personalizables. Una característica que resultó sorprendente fue el volumen que alcanza el altavoz: 100 decibelios. Si tenemos en cuenta que este el el volumen de una bocina de coche a unos cinco metros de distancia, resulta más que suficiente para escuchar mensajes en entornos ruidosos.

A todo esto hay que agregarle el aspecto “verde” o ambiental. El hecho de estar rugerizado reduce notablemente la necesidad de que se necesiten piezas de sustitución, de hecho el Crosscall Action-X5 tiene una garantía de 5 años y garantizan la disponibilidad de partes de repuesto durante 10 años. Pero en caso de ser necesario, este teléfono ocupa el puesto más altos en el índice de reparabilidad. ¿Qué significa exactamente esto? Este indice es una obligación legal para los revendedores y operadores franceses (sede de Crosscall) y señala un puntaje de reparabilidad para cada teléfono inteligente. La puntuación se calcula en función de un conjunto de criterios, como la disponibilidad de repuestos y la facilidad de desmontaje. El objetivo es reducir los desechos electrónicos. Cuanto más alto sea el puntaje, mejor será la reparabilidad y más larga la vida útil del producto.

El año pasado, la Comisión de la UE presentó su Plan de Acción de Economía Circular y en él incorporó la capacidad de reparación de dispositivos electrónicos para garantizar que el producto no se vuelva obsoleto demasiado pronto. En este ranking los últimos modelos de Samsung, Apple, Xiaomi, Huawei… todos oscilan entre un 4 y un 6. Crosscall está en lo más alto de la tabla con un 9, lo que muestra que la disponibilidad de repuestos, el desmontaje y la facilidad de reparación, sea mucho más sencilla. De este modo logra evitar los desechos electrónicos y reduce su impacto ambiental.

El Crosscall Action-X5 está disponible en negro por 549,90 euros.