¿Por qué «Pasapalabra» dio por buena una palabra mal acentuada?

Roberto Leal explicó una norma muy desconocida en el último rosco

Orestes en Pasapalabra
Orestes en Pasapalabra FOTO: antena 3

Después de la exitosa edición de «La Copa de Maestros» la semana pasada «Pasapalabra» volvía con Jaime y Orestes. Ambos compiten cada día en un duelo de extrema dificultad y cada palabra puede ser crucial, no dan margen de error. El último programa Jaime volvía a poner contra las cuerdas a su oponente obligándole a acertar todas las preguntas salvo los tres «cerrojos», término con el que los concursantes se suelen referir a las palabras de fuera del diccionario.

Sin embargo, cuando todo parecía abocado a un nuevo empate, Orestes decidió jugársela con el nombre que recibe «un modelo de tabla de planchar». En la tercera vuelta ya que daba al rosco dijo «violia» e inmediatamente Roberto Leal la dio como correcta. Tras este acierto Orestes decidió plantarse y dejar pasar el tiempo que le sobraba para dar menos posibilidades a su rival. Después de recibir el merecido aplauso por sus 23 aciertos, Orestes reconocía que «no tengo ni idea de las otras dos palabras».

Antes de devolver el turno a Jaime, Roberto Leal intervenía parea aclarar una norma «desconocida» del programa. Roberto explicaba que la acentuación correcta de la palabra que le había preguntado era «violía», pero que al no tener «violia» otro significado el programa la da por buena. Por último, también añadía que violín también era otra palabra que concuerda con esa acepción.

Orestes aseguraba su permanencia durante un programa más, mientras que Jaime estará hoy en la silla azul, después de que se arriesgara a fallar a la desesperada en su último rosco.