MENÚ
jueves 15 noviembre 2018
08:10
Actualizado
  • 1

No entiendo de «torismo», solo de ganaderías de lidia

Hablamos con el ganadero de Miura sobre la evolución y la esencia de la feria taurina más global, cuyos toros cerrarán mañana

  • Los toros de Miura en los Corrales del Gas de Pamplona / N.R.
    Los toros de Miura en los Corrales del Gas de Pamplona / N.R.
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

13 de julio de 2018. 17:18h

Comentada
Rodrigo Carrasco.  Madrid. 13/7/2018

Ya en el tramo final de la Feria de San Fermín nos acercamos a uno de los mayores atractivos de este ciclo caracterizado por la apuesta de encastes minoritarios, entre los que se mantiene, con sus más de 150 años de historia, la legendaria ganadería de Miura. Un hierro que como su mayoral Eduardo Miura afirma «siempre ha sido partidario del encierro» y sin el que los sanfermines no serían lo mismo.

¿En los encierros también se puede ver la esencia del miura?

En realidad engañan bastante. En la carrera tienen fama de nobles y luego en la plaza salen al revés. Además, durante el encierro van muy hermanados, mientras que normalmente están retándose entre ellos.
¿Estamos en un buen momento para lo que se conoce como el «torismo», la apuesta por encastes minoritarios?

No entiendo de «torismo» ni «torerismo», solo de ganaderías de toro bravo con sus gustos y matices. La variedad es la riqueza de esta fiesta.
¿Qué opina sobre las declaraciones del alcalde de Pamplona?
Él es abonado a la plaza desde hace 30 años y ahora se suma a la dirección que parecen tomar la mayoría de partidos. El de Albert Rivera, quien salió a hombros con Serafín Marín en la última corrida de la Plaza de Toros de Barcelona, se abstuvo en la votación de hace unos días en Madrid. Lo único que les preocupa es defender sus propios intereses.
¿Por qué nos hemos acostumbrado tanto a ver a Miura cerrando las ferias?
Nosotros solo le vendemos la corrida a la empresa, sin saber el día ni qué torero la lidiará. Pero es cierto que si nos diesen a escoger, algunas veces iríamos anunciados de otra manera. Aunque estando todo tan difícil como está si nos eligen para cerrar la feria será porque la gente se sigue acordando de nosotros.
¿Realmente serían sostenibles unos sanfermines sin corridas de toros?
Es evidente que la gente va por los encierros y a divertirse. Y soy consciente de que hoy la sensibilidad es otra y que el festejo también ha evolucionado. Pero muchos lo acusan de ser un espectáculo cruel, ignorando que la vida lo es por sí misma. La sociedad de hoy no quiere ni oír hablar de la muerte. Además, ahora la gente está mucho más urbanizada y los niños ignoran que la leche que beben todas las mañanas viene de vacas que viven y mueren.
¿Cómo solventan el problema de no poder refrescar la sangre con otras ganaderías?
Hace cerca de sesenta años vino a mi casa un profesor de genética que le dijo a mi padre que había conseguido generar una sub-raza dentro de la raza de lidia. Y es una ventaja que hemos sabido explotar a través de un sistema de rotación de sementales.
¿Cree que el toro que cría se podría considerar en peligro de extinción y por lo tanto debería estar más protegido por las instituciones?
Nuestro toro tiene unas características únicas que lo dotan de identidad propia. Sin embargo, España se caracteriza por engrandecer lo de fuera mientras infravalora y desprotege lo de casa. De hecho la Comunidad Europea es la única institución que nos ha echado una mano.

Últimas noticias