LA RAZÓN insufla aire al turismo para superar su peor crisis

Los IX Premios VD VIAJES reconocen el esfuerzo y la calidad del sector, en una gala celebrada en el castillo de Santiago de Sanlúcar de Barrameda, donde todos los galardonados transmitieron un mensaje de optimismo por el futuro

GRAF6647. SANLÚCAR DE BARRAMEDA (CÁDIZ), 23/10/2020.- Un momento de la entrega del IX Premio Turismo del periódico La Razón que se ha celebrado esta noche en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). EFE/Román Ríos
GRAF6647. SANLÚCAR DE BARRAMEDA (CÁDIZ), 23/10/2020.- Un momento de la entrega del IX Premio Turismo del periódico La Razón que se ha celebrado esta noche en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). EFE/Román RíosRomán RíosEFE

La industria turística es la que con mayor virulencia está sufriendo este año el impacto de la Covid. Después de un verano que se esperaba aciago y que finalmente pudo salvarse, la segunda ola del coronavirus ha alcanzado en este octubre sus peores números. Superado el millón de afectados y con las reservas amenazadas, el sector se dio cita el pasado viernes en Sanlúcar de Barrameda para reconocer el trabajo de instituciones y empresas para convertir a España en uno de los destinos turísticos preferentes en todo el mundo. LA RAZÓN entregó sus Premios de Turismo VD VIAJES, que en su novena edición salió por primera vez de la capital y se celebró en el patio de armas del emblemático castillo de Santiago, donde los galardonados coincidieron en transmitir el optimismo por un futuro que aún se presenta incierto.

Pasadas las ocho y cuarto de la tarde comenzó la gala, dirigida por el periodista de Onda Cero José Luis Salas, encargado de dar la bienvenida al casi centenar de asistentes reunidos en la localidad gaditana para el evento. El delegado de LA RAZÓN en Andalucía, Pepe Lugo, agradeció a los asistentes que respondieran al compromiso del diario con el turismo, asistiendo a este evento pese a las «complicadas circunstancias» actuales. Por su parte, como anfitriona, la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, destacó el «acierto» de haber escogido para su entrega a una provincia «que sabe mucho de defender la alegría y de superar obstáculos y adversidades a lo largo de la historia». «Hoy es un día de optimismo porque se le vuelve a poner luz y rostro a la gente que diariamente es capaz de hacer grandes cosas en este país y en esta provincia», aseguró García.

La comunidad de Castilla-La Mancha fue la primera en subir al escenario para recoger el premio al mejor destino turístico de interior, tras cerrar el año pasado con las mejores cifras de su historia. Su presidente, Emiliano García-Page, articuló un discurso positivo al comparar la fortaleza con la situación generada por la Covid. «Los castillos están inventados porque fuera hay problemas y hay que defenderse: hoy tenemos problemas y pasado mañana, pero saldremos de ellos», aseguró. García-Page confesó que «yo soy optimista y pienso que el 90% de los temas que se nos han bloqueado con el virus son recuperables» y auguró que en una década España pasará de los 80 millones de turistas anuales a que la visiten 120 millones de personas. «Y lo lamento por los que tengáis playa, porque el que viene de lejos no viene a bañarse, sino a consumir patrimonio, a visitar castillos», señaló.

El galardón al mejor destino de costa viajó hasta Rincón de la Victoria, en manos de su alcalde, Francisco Salado, quien reconoció que «hemos tenido un verano espectacular porque la seguridad que ha dado el Rincón ha hecho que los turistas se refugien allí». Salado se puso también el traje de presidente de la Diputación de Málaga para pedir que se creen «corredores seguros en toda España porque la Costa del Sol necesita al turista extranjero. Tenemos que preparar ya los protocolos para que cuando baje el índice de contagios los aviones empiecen a llegar en masa a España».

En la categoría de mejor destino gastronómico se impusieron los productos de la huerta, del mar y las bodegas de Sanlúcar, donde se cultiva «un vino único como es la manzanilla». Así lo destacó su alcalde, Víctor Mora, quien reconoció que este premio «nos va a venir muy bien porque estamos optando a ser capital gastronómica de España» y destacó cómo entre las virtudes reconocidas por los visitantes de la ciudad está «el ambiente que se vive y la acogida» de su gente.

Otro municipio malagueño, Benahavís, fue elegido como el mejor destino turístico de golf, gracias a los doce campos que se reparten en su territorio. Su regidor, José Antonio Mena, señaló cómo «un pueblo pequeñito enclavado en la Costa del Sol ha sabido desarrollar su industria relacionando el golf, la gastronomía y la naturaleza». Y bromeó dirigiéndose a Mora asegurando que «vamos a intentar competir con vosotros en lo de la mejor gastronomía».

LA RAZÓN quiso reconocer también la novedosa iniciativa del Cabaret Festival, que ha permitido disfrutar este verano de música y espectáculos de humor en directo por todo el país. Salas apuntó que, de hecho, los conciertos «han sido una de las actividades con más tirón este verano, demostrando que la cultura es segura». Los impulsores del proyecto, los hermanos Deborah y Rafael Casillas Gordillo, acudieron a recoger el galardón junto a Rocío Moreira, directora del Grupo Concert Tour. Los tres dedicaron su reconocimiento «a todo el sector de la cultura» e invitaron «a todo el mundo a visitarnos el próximo año porque Cabaret Festival estará en muchas ciudades de España».

El Cuartel del Mar, situado en la playa de La Barrosa, en Chiclana y propiedad de Cristina Lasvignes y José Manuel García, ganaron la categoría de mejor espacio revelación de playa. Lasvignes reveló que el restaurante «era para nosotros un sueño desde hace muchos años. Al final lo conseguimos –explicó– y eso que en el último momento, allá por el mes de abril, empecé a verlo todo bastante negro».

El premio al mejor hotel de ciudad recayó en el NH Sevilla Plaza de Armas, un cuatro estrellas recientemente reformado y situado en el centro neurálgico de la capital andaluza. Andrés Castillo, su director, resaltó el «esfuerzo diario de nuestro equipo para mejorar unas instalaciones que nacieron al unísono de la Exposición Universal del 92. Hemos acompañado a la ciudad todo ese tiempo y seguiremos luchando. Seguro que todo esto pasará y volveremos a estar como hace muy poco», auguró. De un gran hotel a otro pequeño y recién nacido: el Albariza Hotel Boutique, que fue elegido el mejor en su categoría, un establecimiento ubicado en el centro de Sanlúcar abierto en plena pandemia. Sus dueños, Francisco Pérez Maroto y Belén Fuentes, relataron emocionados las complicaciones de un proyecto que «nace de los sentimientos que tenemos hacia la ciudad», lo que les llevó a dejar «nuestras vidas anteriores» para embarcarse en la exquisita recuperación de una antigua bodega del siglo XVIII.

El chef Paco Roncero fue reconocido por la oferta gastronómica «a medida» realizada este verano en el Hotel Anantara Villa Padierna Palace. Fue el director del hotel, Jorge Manzur, quien agradeció la distinción a Roncero, con quien trabaja estrechamente y anunció que el año que viene presentarán juntos un nuevo concepto.

La categoría hotelera se cerró con el premio a Barceló Hotel Group como mejor cadena por permitir a sus clientes disfrutar de «experiencias únicas» incluso antes de comenzar su estancia. Gaspar Sáez, director regional del sur de España, reconoció la consternación inicial por la crisis cuando «pensábamos que iba a ser el mejor año». No obstante, en la tónica general de la noche, lanzó un mensaje de optimismo: «Estamos en un momento muy difícil pero hay grandes profesionales con muchas ganas de salir adelante».

El final del viaje llegó con la distinción honorífica concedida a la iniciativa de Turismo Andaluz «Origen y Destino». El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, comenzó su intervención resaltando que «hay que apostar por el turismo precisamente cuando el viento no es favorable» y celebró que se otorgaran reconocimientos «a personas que han puesto en marcha un sueño». Sobre la importancia del proyecto, ahondó en que «no fuimos capaces de ir a la luna, pero sí de hermanar a muchos pueblos», justo en la efeméride de la primera vez que se cruzó navegando el Estrecho de Magallanes, conectando así los océanos Atlántico y Pacífico. «De eso se trata, de conectarnos ante este reto que se nos ha puesto por delante, es un reto que tenemos que afrontar y conseguir vencer porque de ello va a depender el futuro de muchísimas familias, ya que el turismo supone –suponía hasta el “coronacrack”– casi el 13% del PIB regional». Marín cerró la fiesta del turismo con un mensaje de ánimo para todo el sector, llamando a «intentar entre todos ser optimistas y conseguir definitivamente levar anclas» para revertir la situación, en cuanto la Covid-19 lo permita.

El último aplauso de la noche se lo llevaron todos los trabajadores que estuvieron detrás del acto celebrado en el emblemático castillo de Santiago por ser, en palabras de Salas, la base imprescindible para el turismo.