El exalcalde de Nueva York Bloomberg anuncia oficialmente su candidatura a las primarias demócratas

El multimillonario de 77 años asegura que el actual inquilino de la Casa Blanca “representa una amenaza existencial” para Estados Unidos y sus valores.

El ex alcalde de Nueva York (2002-2013), Michael Bloomberg, ha anunciado oficialmente su candidatura a las primarias demócratas. El perfil moderado del fundador del conglomerado mediático Bloomberg LP se añadirá a la larga lista de contendientes demócratas que buscarán derrocar al presidente Donald Trump de cara a las elecciones presidenciales que se celebrarán en noviembre 2020.

"Me postulo para presidente para derrotar a Donald Trump y reconstruir América. No podemos permitirnos cuatro años más de acciones temerarias y poco éticas del presidente Trump", aseguró en un comunicado en la página web de su campaña. Donald Trump "representa una amenaza existencial" para Estados Unidos y "si gana otro mandato, es posible que nunca nos recuperemos del daño", sentenciaba el multimillonario de 77 años.

Bloomberg competirá por el votante centrista contra Joe Biden, el favorito según todas las encuestas -cuya imagen está cada vez más desgastada desde que salió a la luz el “Ucraniagate”-; y con el alcalde de la ciudad de South Bend (Indiana), Pete Buttigieg, todavía a mucha distancia del ex vicepresidente.

En el comunicado de prensa de su candidatura ha subrayado que no aceptará donaciones y que financiará personalmente su campaña -como hizo las tres veces que se presentó a alcalde de Nueva York-. Aunque los gastos de la campaña -a pesar de ser considerables- no van a hacer mella en la fortuna del magnate de los medios, que se estima en más de 53 mil millones de dólares y le sitúa el octavo de la lista Forbes de los más ricos de EE UU, muy por encima de Donald Trump.

A pesar de la evidente ventaja económica respecto a sus contrincantes, Bloomberg tiene en su contra el haber iniciado tarde su campaña para competir en algunos estados. Para sortear este obstáculo, planea una estrategia poco ortodoxa que consiste en saltarse los cuatro primeros estados que comienzan con el tradicional "caucus" de Iowa del 3 de febrero y enfocar su campaña principalmente en el "Súper Martes" del 3 de marzo, qué es el día en el que el mayor número de estados celebran las primarias.

Durante su mandato al frente de la alcaldía -a pesar de hacerlo desde el Partido Republicano- despertó la simpatía de buena parte del electorado demócrata por su lucha contra el cambio climático: tomó medidas como el aumento de 1,6 kilómetros cuadrados de zonas verdes y la construcción de 724 kilómetros de carril bici para combatir la excesiva polución de la ciudad. Además de haber trabajado por esta causa, Bloomberg también ha sido muy activo financiando y participando en el discurso en contra de las armas de fuego.

Aunque no todas sus decisiones al frente de la alcaldía fueron tan populares, el fin de semana pasado -con vistas a su entrada en la carrera presidencial- pidió perdón por una iniciativa según la cual la Policía tenía autoridad para "parar y cachear" a viandantes, y que afectó de forma desproporcionada a afroamericanos y latinos, dos colectivos esenciales en el electorado demócrata que podrían penalizarle.