Portugal, un «aliado estratégico» en pleno renacimiento económico

El presidente de la Junta inicia hoy una visita institucional al país luso para estrechar lazos comerciales. El gabinete de Costa superó el rescate y eliminó el déficit por primera vez en 40 años

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, en el Palacio de San Telmo
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, en el Palacio de San TelmoKe-Imagen

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, inicia hoy su tercer viaje institucional al exterior. Portugal es el país escogido, un destino habitual de los jefes del Ejecutivo autonómico, al igual que las anteriores visitas que giró a Marruecos y Bruselas. De hecho, la anterior presidenta, Susana Díaz, visitó el país luso en 2017 y 2014 y José Antonio Griñán en 2010. Moreno mantendrá una agenda de «altísimo nivel» en un país que la Junta considera un «aliado estratégico». En la expedición, con paradas en Lisboa y Faro, se integran el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, y la titular de Agricultura, Carmen Crespo, junto a medio centenar de empresarios andaluces.

Dos gobiernos, el andaluz y el portugués, de signo político distinto pero con intereses económicos comunes, por lo que son obligadas las buenas relaciones y la colaboración. El gabinete del primer ministro António Costa es de izquierdas, surgido tras la moción contra el anterior Ejecutivo de centro derecha de Pedro Passos Coelho en 2015. Moreno mantendrá distintas reuniones, entre hoy y el jueves, con el ministro de Estado, de la Economía y de la Transición Digital, Pedro Siza; la ministra de Cohesión Territorial, Ana Abrunhosa; y el ministro del Mar, Ricardo Serrão, junto a otras autoridades. Asimismo, Moreno y Siza inaugurarán el Foro Empresarial Andalucía-Portugal 2020, que congregará a más de un centenar de empresas lusas y andaluzas con el objetivo de impulsar las relaciones comerciales y las inversiones bilaterales entre ambos territorios, especialmente a través de estrategias de innovación y cooperación transfronteriza.

El presidente andaluz también participará en el Consejo de la Eurorregión Alentejo-Algarve-Andalucía, donde se producirá el traspaso de la Presidencia a la comunidad andaluza. Precisamente, el pasado mes de septiembre Bendodo visitó las localidades de Évora, Faro y Vila Real de Santo António, donde mantuvo varios encuentros en el marco del Consejo de la Eurorregión. Entre otras cuestiones, se analizó la posibilidad de desarrollar proyectos vinculados a la investigación, una mejor comercialización de productos agroalimentarios, la potenciación de la efeméride que supuso la primera circunnavegación de Magallanes o la creación de dos centros para estancias cortas destinados a trabajadores agrícolas temporeros. Junto a ello, en el ámbito de la economía azul, el Gobierno andaluz desarrollará un proyecto estratégico en el marco de la cooperación transfronteriza en este ámbito.

Portugal ha experimentado en los últimos años una especie de renacimiento económico, todo ello con el visto bueno de Bruselas. El gabinete de Costa levantó al país del rescate, la tasa de paro se redujo hasta el 6,7 por ciento y logró a final de 2018 eliminar su déficit por primera vez en 40 años. A pesar del esfuerzo de la recapitalización bancaria, las previsiones apuntan a un incremento moderado del déficit –hasta el 2% en 2022– a medida que el control del gasto se relaje gradualmente y disminuyan los ingresos por un crecimiento económico más contenido. Según informe de Extenda del pasado mes de julio, el crecimiento de la demanda exterior se mantendrá cerca del 4% anual hasta 2020 y la actividad económica deberá seguir expandiéndose. Después de haber aumentado el 2,5% en 2017, el producto interior bruto (PIB) creció un 2,1% en 2018 y un 1,9% en 2019. En 2020 lo hará un 1,7%, una evolución que está en línea con el crecimiento estimado por el Banco Central Europeo para el conjunto de la zona euro.

Los cinco mayores clientes de Portugal durante 2018 fueron España, Francia, Alemania, Reino Unido y EE UU, que concentraron el 60,8% del total exportado por el país. De otro lado, los cinco principales proveedores de Portugal fueron España (31% del total importado), Alemania (13,9%), Francia( 7,6%), Italia( 5,3%) y Países Bajos (5,2%), que concentraron el 63,6% de las importaciones efectuadas en 2018.

Las exportaciones andaluzas a Portugal en 2018 disminuyeron un 1,8% respecto al año anterior, ocupando el quinto lugar tras Reino Unido, Italia, Francia y Alemania. Los principales productos exportados fueron aceite, combustibles y cobre.