Moreno cumple un año como presidente y presume de estabilidad en Portugal

El presidente de la Junta aboga por hacer “más fluidas” las relaciones entre el país luso y la comunidad autónoma y destaca el “nuevo rumbo” de la economía regional, lo que ha servido para “atraer inversión extranjera”

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, con el ministro portugués de Estado, de la Economía y de la Transición Digital, Pedro Siza
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, con el ministro portugués de Estado, de la Economía y de la Transición Digital, Pedro Siza

Hoy se cumple un año de la investidura del presidente de la Junta, Juanma Moreno, un hecho que ha marcado un punto de inflexión en la historia de la autonomía andaluza al ser el primer jefe del Ejecutivo de un color político distinto al del PSOE. La efeméride coincide con su viaje institucional a Portugal, donde está manteniendo una agenda al más alto nivel para reforzar las relaciones comerciales con el país, sin pasar por alto el obligado balance de las acciones emprendidas por el Gobierno de coalición. Moreno se reunió, entre otros, con el ministro de Estado, de la Economía y de la Transición Digital del Ejecutivo portugués, Pedro Siza, y en el marco de un foro empresarial –en el que estuvieron presentes más de 140 profesionales de 119 compañías y entidades– presumió de estabilidad y confianza en este primer año en el cargo.

Aseguró que ha trazado «un nuevo rumbo» en la economía, «fundamental para atraer inversión extranjera», y se refirió a algunas medidas concretas, como la bajada de la presión fiscal y la eliminación de trabas administrativas. Otro elemento fundamental es la aprobación de dos Presupuestos, el de 2019 y 2020, junto al establecimiento de unas reglas del juego «permanentes, estables y transparentes».

¿En qué se ha traducido todo esto? En un crecimiento del 61 por ciento de la inversión extranjera productiva en 2019, mientras que en el resto de España cayó un 60 por ciento. «Esto significa que Andalucía es un valor seguro para la inversión, para la estabilidad y para el progreso y la rentabilidad de las acciones empresariales que se quieran emprender en nuestra tierra».

Moreno calificó a Portugal como «nación hermana» y abogó por hacer las relaciones entre el país luso y Andalucía «más fluidas, intensas y vigorosas», de manera que «sean rentables en términos sociales y económicos». El presidente andaluz se mostró convencido de que ambos territorios tienen «bastantes intereses comunes, pero queremos que sean más». En este sentido, instó a «llevar nuestras relaciones a un nivel si cabe superior, explorando las muchas potencialidades que compartimos». Durante su discurso recordó al escritor portugués y Premio Nobel de Literatura José Saramago, al que calificó como «el mejor embajador luso-andaluz». De hecho, recibió el título de Hijo Predilecto de Andalucía en 2013. Juanma Moreno buscará un frente común con las regiones portuguesas del Alentejo y el Algarve para captar fondos europeos en el ámbito cultural, educativo y económico, y abogó por trabajar con una «marca común» en materia turística y de atracción de inversión. El presidente de la Junta destacó los paralelismos entre las medidas que está poniendo en marcha su gobierno y el de Portugal, a pesar del diferente color político, ya que cree que están haciendo políticas «muy similares» para el crecimiento económico.

Por su parte, Siza señaló que los empresarios andaluces tienen la mejor acogida en Portugal, un país con «estabilidad política, fiscal y social» y, ante todo, «pacífico». A su juicio, «hay mucho que hacer juntos» y la relación entre las administraciones «es muy importante». El ministro consideró que hay «grandes oportunidades» para trabajar conjuntamente en el campo de la innovación y en el ámbito de la universidad y el conocimiento.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara –que se integra en la delegación andaluza–, subrayó que en este foro se tratan asuntos como la innovación, cooperación transfronteriza y las relaciones comerciales. Destacó la buena línea del Gobierno andaluz de apostar por la internacionalización de las empresas y consideró que ir unidos empresarios y administración refleja una imagen muy positiva de una Andalucía «estable que es una oportunidad para la inversión». En la comunidad las críticas surgieron del PSOE, que confió en que el viaje «no sea sólo humo» y no suponga un gasto «desorbitado» para las arcas públicas.

Más de 2.500 millones en intercambios comerciales

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, en el Foro Empresarial celebrado en Lisboa
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, en el Foro Empresarial celebrado en Lisboa

La relación entre Andalucía y Portugal es intensa, dada su cercanía y los intereses comunes entre ambos territorios. Según datos de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda), los intercambios comerciales entre el país luso y la comunidad autónoma alcanzaron los 2.589 millones de euros entre enero y octubre de 2019. Portugal es el cuarto destino de las exportaciones andaluzas (6,3 por ciento del total) y el noveno proveedor de la región (3,6 por ciento). Las exportaciones al país vecino alcanzaron, en el mismo periodo, los 1.674 millones, un descenso del 6,9 por ciento interanual motivado, en gran medida, por los bajos precios en origen de los dos principales productos exportadores: el aceite de oliva y los combustibles. Extenda recuerda que Andalucía vende a Portugal casi el doble de lo que compra, con una tasa de cobertura del 183 por ciento y un superávit de la balanza comercial de 759 millones. Igualmente, Portugal es el quinto inversor mundial en Andalucía, con un flujo de inversión productiva de 18,9 millones de euros en los tres primeros trimestres de 2019, lo que convierte a la comunidad andaluza en el tercer destino de las inversiones lusas en España, con el 14,3 por ciento del total, sólo por detrás de la Comunidad de Madrid y Cataluña.

Aunque el sector agroalimentario supone una parte importante de las ventas de Andalucía a Portugal, con 681 millones en enero-octubre (baja un 6,5 por ciento), se observa un avance en la diversificación de la oferta exportadora de Andalucía a Portugal hacia bienes industriales y tecnológicos avanzados, de modo que las ventas andaluzas de alta y media tecnología a Portugal crecieron un 12,6 por ciento en este periodo, hasta alcanzar los 375 millones en los nueve primeros meses de 2019. Sevilla y Huelva concentran casi la mitad de las exportaciones.