El rey presidirá la entrega de premios de la Maestranza en su 350 aniversario

Don Felipe dirigió por primera vez este acto en junio de 2015 después de suceder en el bastón de mando a su padre

La Real Maestranza de Caballería de Sevilla / Foto: Manuel Olmedo

El rey Felipe VI presidirá el próximo 20 de febrero la solemne entrega de premios taurinos y universitarios, en la edición de 2019, que organiza la Real Maestranza de Caballería de Sevilla en su condición de Hermano Mayor efectivo de la corporación al cumplirse el 350 aniversario del instituto del cuerpo nobiliario.

Así lo ha confirmado la Real Maestranza, que ha señalado que este acto se celebrará en la carpa instalada en el ruedo de la plaza de toros de Sevilla.

Don Felipe presidió por primera vez este acto en junio de 2015 después de suceder en el bastón de mando de la Real Maestranza a su padre, el rey Juan Carlos I, que, a su vez, había presidido esta entrega de premios en dos ocasiones: en 2006 y 2010. Entre medias, el anterior monarca presidió una junta general de caballeros y la Corrida del Corpus de 2008, en la que tomó la alternativa el diestro camero Alfonso Oliva Soto.

En cualquier caso, la relación de don Felipe con la Maestranza era anterior. Siendo aún Príncipe de Asturias fue el encargado de inaugurar en noviembre de 2008, en unión de su esposa, las nuevas Salas de Pinturas y Estampas que completan del Museo de la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.

Los vínculos monárquicos de la antigua hermandad de caballeros de San Hermenegildo son tan antiguos como su propio instituto -se remontan a la reconquista de Sevilla- pero quedaron reforzados a raíz de la concesión del título de Real por parte de Felipe V, el primer Borbón de la monarquía española.

El primer monarca que asumiría personalmente la condición de Hermano Mayor de la Real Maestranza de Sevilla fue Fernando VII en 1823. Así ha sido desde entonces. Los sucesivos monarcas -hay que excluir de la lista a José Bonaparte y al efímero Amadeo de Saboya- se ha ido sucediendo en la jefatura de la corporación caballeresca.

Alfonso XIII continuó detentando el privilegio después del exilio que siguió a la proclamación de la II República pero acabaría cediendo todo el legado histórico de la corona española, y sus títulos y privilegios, a su hijo Juan de Borbón y Battemberg, conde de Barcelona, que fue Hermano Mayor de la Real Maestranza de Sevilla hasta su muerte, el 1 de abril de 1993.

Desde entonces, hasta su abdicación del 2 de junio de 2014, el Hermano Mayor de la Real Maestranza de Sevilla fue el rey Juan Carlos I.