La licitación de obra pública en Andalucía roza los 1.200 millones hasta agosto pero registra una caída anual del 34,4%

Seopan estima que se volverá este año a los niveles que se registraron en 2011

La licitación de obra pública sumó en Andalucía casi 1.200 millones de euros -1.118.367.000 en total- entre los pasados meses de enero y agosto, lo que supone un descenso del 34,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según datos de la patronal de constructoras y concesionarias Seopan.

Por administraciones, y según los últimos datos de Seopan al respecto consultados por Europa Press, la Junta de Andalucía licitó en dicho periodo de tiempo por un montante total de 402 millones de euros, de los que 178,5 millones corresponden al pasado agosto, que ha sido así el mes con un mayor volumen de licitación pública por parte de la Administración andaluza en lo que va de año, por delante de los 63,7 millones de julio, que es la siguiente cifra más elevada este 2020 marcado por la pandemia del coronavirus.

La licitación de obra pública por parte de la Junta fue de enero a agosto de 2020 un 57,5% inferior que la de un año antes en el mismo periodo, y su montante absoluto ha situado a la administración autonómica por detrás de la Comunidad de Madrid, que lanzó proyectos por más de 622 millones, un 33,2% menos, y la Generalitat de Cataluña, que licitó obras por 464 millones, un 8,7% menos.

A nivel nacional, la licitación pública llevada a cabo por todos los organismos públicos del país fue de 8.263 millones de euros en los primeros ocho meses del año, lo que representa una caída del 36,8% respecto a los más de 13.000 millones que se licitaron en el mismo periodo del año anterior, en línea con el hundimiento de la actividad licitadora registrado desde el estallido de la crisis del coronavirus.

Según las últimas estadísticas de la patronal de las grandes constructoras, Seopan, los ayuntamientos fueron los que más actividad licitadora experimentaron en este periodo, alcanzando los 3.584 millones de euros, un 11,4% menos, seguidos de las comunidades autónomas, que concentraron 3.047 millones de euros, un 32,6% menos.

En el acumulado del año, la única región que ha aumentado la licitación fue Galicia, con 663,4 millones de euros y un 0,5% más que en 2019. Por el contrario, Murcia fue la que más la redujo, un 82,1%, hasta 97,7 millones, seguida de Cantabria, un 74,1% menos, hasta 49,5 millones.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que es el que más obra pública concentra y cuyo apartado de movilidad ha sido uno de los más afectados por la restricción a los movimientos derivados de la pandemia, acaparó 1.112 millones de euros en licitación pública hasta agosto, reduciéndola en un 70% respecto al mismo periodo del año anterior.

Dentro del Departamento que dirige José Luis Ábalos, la Dirección General de Carreteras rebajó en un 78,6% sus licitaciones, mientras que Adif lo hizo en un 73,6%, Aena en un 56%, las Autoridades Portuarias en un 40,7%, y la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (Seitt) en un 95,5%.

Por ejemplo, las licitaciones nacionales en las carreteras se redujeron a cero en el último mes de agosto, en contraste con los más de cuatro millones de euros licitados en el mismo mes del año pasado. De hecho, las licitaciones de la Dirección General de Carreteras también permanecieron en cero desde febrero hasta julio.

Al margen de la licitación en transportes, teniendo en cuenta el tipo de obra anunciada, las de equipamiento social fueron las que más recursos económicos concentraron, con 1.647 millones destinados a infraestructuras docentes, sanitarias y deportivas, que, no obstante, también se redujeron en un 34,3%.

Respecto a las previsiones, Seopan estima que la licitación pública volverá este año a los niveles que se registraron en 2011, en plena crisis financiera, en caso de que la tendencia a la baja provocada por el coronavirus continúe el resto del año.

En concreto, la licitación esperada para el cierre del ejercicio será de 12.395 millones de euros, lo que supone una disminución del 32,1% respecto a la alcanzada en todo 2019, es decir 5.846 millones de euros menos.

No obstante, no todas las instituciones retrocederán de la misma forma. De igual forma que lo que muestran los datos publicados de agosto, las administraciones locales la disminuirían un 8,7%, las comunidades autónomas un 23,5% y el Estado un 61,6%.

En cuanto a la contratación pública, la media mensual proyectada por Seopan prevé un desplome del 39,7% respecto al año pasado, hasta los 6.493 millones de euros, es decir, un recorte de 4.277 millones. Estos datos supondrían un retroceso a los niveles registrados en 2015.

Los datos de contratación pública se refieren a las obras licitadas por las administraciones públicas, adjudicadas y posteriormente publicadas en boletines oficiales y plataformas de contratación, atendiendo a su precio de adjudicación.