El «crack» del turismo: el sector perderá hasta 120.000 empleos en Andalucía

Marín lamenta que el Gobierno central no haya presentado ante la Unión Europea un plan de rescate para «dar certidumbre a las empresas»

El buque insignia de la economía regional, el turismo, va camino de sufrir un auténtico «crack» a causa del coronavirus. Al menos si nos atenemos a las cifras de empleo que ofreció el vicepresidente de la Junta y consejero del ramo, Juan Marín, quien auguró que este año el sector podría perder entre 100.000 y 120.000 puestos de trabajo debido a la crisis económica que está generando la pandemia. En declaraciones a Canal Sur Televisión, recogidas por Europa Press, Marín indicó que, sin duda, «muchos hoteles van a cerrar y se va a perder mucho empleo», por lo que «no podemos quedarnos cruzados de brazos viendo cómo cierran y no hacer nada», sino que hay que tomar medidas para tratar de paliar la situación, como la puesta en marcha, desde el 1 de octubre, del bono turístico.

También se refirió a la necesidad de que los visitantes extranjeros que lleguen a Andalucía cuenten con seguros para que tengan la tranquilidad de que, si les ocurre algo, «van tenerlo todo cubierto y van a poder regresar a sus países».

Marín lamentó que el Gobierno central, hasta ahora, no haya creído en el sector del turismo y no haya presentado ante la Unión Europea un plan de rescate del sector. No obstante, señaló que «parece» que el Ejecutivo nacional ahora sí está dispuesto a hablar en la UE sobre dicho plan, que debe servir «para dar certidumbre a todas las empresas del sector».

Las previsiones no se cumplieron en un verano atípico en el que la comunidad autónoma perdió turistas en todos los segmentos. El último dato que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística (INE) fue el de turistas extranjeros en agosto, cuya llegada cayó en Andalucía un 74,1 por ciento respecto al mismo mes del año anterior. En concreto, la comunidad autónoma recibió 364.111 visitantes de fuera de nuestras fronteras, un mercado del que se nutre fundamentalmente la Costa del Sol. El gasto durante ese mes alcanzó los 389 millones de euros.

En el dato mensual, Andalucía se situó como el cuarto destino para los turistas extranjeros, mientras que en el dato acumulado del ejercicio, relativo a ocho meses, se situó como la tercera comunidad por número de visitantes. El dato acumulado de Andalucía, con 2.272.170 visitantes, supuso una bajada de un 72,6%. Los principales mercados emisores de turistas para Andalucía fueron Francia, que representó el 23,2% de sus visitantes, seguido de Reino Unido, con un 18,3% del total.

Los visitantes extranjeros protagonizaron en Andalucía 434.629 etapas, que supone cada una de las paradas con pernoctación de un viaje, parámetro que bajó un 74,5%, mientras que las pernoctaciones fueron 3,4 millones, aspecto que experimentó una bajada del 71,8%.

En cuanto al gasto de los turistas extranjeros en Andalucía, cuyo total cayó un 74,7%, su gasto medio fue de 1.069 euros, un 2,6% menos, con un gasto medio diario de 112 euros, cantidad que supuso una bajada del 11,2%. La duración media del viaje fue de 9,5 días.

El gasto acumulado de los turistas extranjeros en Andalucía fue de 2.423 millones, cantidad que representa una bajada interanual del 71,3% y que sitúa a la comunidad como tercera en términos absolutos, donde representa el 14,5% del gasto total en España, que fue de 16.747 millones de euros.

En conjunto, España recibió en agosto la visita de 2,4 millones de turistas internacionales, un 75,9% menos que en el mismo mes de 2019, como consecuencia de la pandemia del coronavirus y de los rebrotes en verano.

El Gobierno andaluz, con el fin de estimular la actividad económica y la recuperación de este sector, ha creado un bono turístico que subvencionará las estancias que los andaluces realicen en los municipios de la comunidad entre el 1 de octubre de este año y el 31 de mayo de 2021. El importe de la subvención será del 25% de la factura presentada hasta un máximo de 300 euros y cada persona podrá presentar hasta tres solicitudes distintas para otras tantas estancias.