Beltrán Pérez: «El pacto PSOE-Cs en Sevilla supondrá la vuelta al PP de muchos votantes»

El portavoz del PP en el Ayuntamiento hispalense critica que Espadas aspire a liderar el PSOE-A: «La gestión de la ciudad requiere el cien por cien de las energías de un alcalde»

-Recientemente presentó la campaña «Reiniciemos Sevilla». ¿La pandemia ha acelerado la activación de la maquinaria electoral?

–No se trata de una cuestión electoral, es todo lo contrario. La ciudad necesita un mensaje positivo. Es la anticampaña electoral, porque normalmente se hacen en negativo hacia el gobierno y esta vía de comunicación se pone en marcha para que la ciudad pueda seguir adelante. Es más una campaña de alcalde que de oposición.

–Denunció una Sevilla «insegura, sucia y deforestada». ¿Qué otras sombras soporta la ciudad en estos momentos?

–El desempleo, un problema que asola a toda la población española. Sevilla está a la cola en ayudas para la recuperación por habitante. Además, tiene unos datos paupérrimos de gestión de esas ayudas. Madrid ha llegado a dar 30 millones de euros mientras que Sevilla apenas alcanza el millón y medio. Nos superan ciudades como Alicante, Córdoba, Zaragoza o Valencia. En inversión por habitante nos superan municipios del área metropolitana y de la Campiña. La gran sombra de la ciudad es la inacción del alcalde ante el drama del desempleo que se avecina.

–La escalada de contagios de coronavirus en Sevilla es preocupante. ¿Qué estamos haciendo mal?

–Estos datos provinciales se asemejan mucho a los de otras zonas de España o incluso de Andalucía. Hay que buscar el equilibrio exacto entre el control sanitario y la continuidad de la economía. En ese punto está la virtud y es el que se está buscando el Gobierno andaluz.

–¿Estaría a favor de un confinamiento de la ciudad si la situación se desboca?

–Algo que nadie desea, si es la única solución que se plantea para frenar los contagios masivos, como político debo respetarlo. En otras partes de España están decretándose confinamientos de carácter político, de acoso y derribo a gobiernos del Partido Popular. Espero que esa circunstancia no se dé.

–Criticó que el alcalde de Sevilla estuvo desaparecido durante el pico de la pandemia. ¿Se puede hacer más desde el ámbito local?

–Durante el confinamiento la sociedad necesitaba líderes. Hubo alcaldes como el de Zaragoza o Madrid y presidentes autonómicos como Juanma Moreno que se erigieron en líderes creíbles que transmitían serenidad. En Sevilla, la gran incógnita era dónde estaba el alcalde. Evidentemente, estaba desaparecido del frente contra el covid. Es una táctica clásica, no estar o no molestar para no equivocarse. Se blinda en constantes y eternas reuniones para firmar lo mismo que se firmó la vez anterior. No está en la ciudad ni la ciudad le espera.

–Espadas no ha ocultado su intención de liderar el PSOE-A. ¿Qué consecuencias puede tener que un alcalde esté centrado en cuestiones orgánicas?

–Está intentando agradar constantemente a Pedro Sánchez. Por eso acepta que se paralice la obra de la SE-40 y que se vayan a enterrar definitivamente los túneles y está dispuesto a vetar el debate en el Pleno de una propuesta en defensa del Rey y contra los indultos políticos a los presos del golpe de estado de Cataluña. La gestión de una ciudad como Sevilla requiere el cien por cien de las energías de un alcalde. Cuando uno está centrado en una campaña de marketing para aspirar al liderazgo del PSOE-A, evidentemente lo que queda es el marketing pero la gestión deja mucho que desear.

–¿Cómo valora el apoyo de Ciudadanos a Espadas para lo que resta de mandato?

–Hay una gran opacidad en ese pacto. Se anunció hace una semana, dicen que se está trabajando pero no se sabe nada del mismo. Es un pacto de intereses particulares, unos para salir de la irrelevancia política, como es Ciudadanos, puesto que está desdibujado en la oposición, y otros para asegurar con esa mayoría el trampolín para dar el salto a la política andaluza. No va a solucionar nada porque los grandes asuntos de la ciudad ya han sido apoyados por el PP cuando han hecho falta esas mayorías. Esos asuntos, además, no se arreglan por falta de gestión: Altadis, Gavidia, Fábrica de Artillería, falta de limpieza o inseguridad. Esos cuatro problemas recurrentes no los va a resolver el apoyo de cuatro concejales en un Pleno. Los puede resolver un alcalde que verdaderamente se vacíe dándolo todo por la ciudad.

–¿Teme un hipotético apoyo de Ciudadanos al PSOE en un escenario postelectoral, complicando las opciones del Partido Popular de acceder a la Alcaldía?

–Pensar ahora en las elecciones es lo que marca la actuación de PSOE y Ciudadanos con ese pacto. El PP no piensa en las elecciones, piensa en ser útil a los ciudadanos desde una oposición leal, constructiva, fiscalizadora y que ponga el dedo en la llaga de lo que se hace mal. Ese pacto supondrá la vuelta al PP de muchos votantes que creyeron en Ciudadanos para construir una alternativa de gobierno en Sevilla a la izquierda. Al final ven cómo esos votos están sirviendo para apuntalar a un alcalde que, a su vez, es uno de los pilares fundamentales de las políticas de Pedro Sánchez desde el ámbito municipalista, como ha demostrado con el intento de robo de los remanentes de los ayuntamientos. Ese pacto no sólo no va a beneficiar a la ciudad, sino que en términos electorales puede beneficiar mucho al PP, aunque es algo en lo que no pensamos ahora.

–¿Afectará ese acuerdo a la coalición de gobierno en la Junta?

–Creo que no. Los ciudadanos están apreciando con un alto grado de satisfacción los resultados que está dando el Gobierno andaluz. Dudo mucho que algún partido se atreva a romper esta tendencia no ya electoral, sino de buena gestión para la comunidad autónoma.