La Junta estudia para Jaén y el área de Sevilla las restricciones de Granada

La Consejería de Salud tomará las medidas «de manera proporcional», aunque advierte de que, si la situación de Granada no mejora, se aplicarán limitaciones de movimientos

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, visita el hospital La Inmaculada de Huércal- Overa (Almería)JUNTA DE ANDALUCÍA JUNTA DE ANDALUCÍA

«Lo mismo que he cerrado Granada, cierro Jaén o cierro Sevilla, que no quepa duda». Así de tajante se mostró el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, cuyo departamento estudia extender las medidas restrictivas aprobadas recientemente en Granada al cinturón metropolitano de Sevilla y a Jaén capital ante el alarmante aumento de casos de coronavirus. «Cualquiera que me dé cifras como Granada de subida exponencial y donde no haya un control, tomaremos las medidas. No me temblará la mano aunque sean drásticas», señaló.

El comité de alertas regional estudia la incidencia del Covid-19 en ambos puntos. Así lo confirmó la viceconsejera, Catalina García, quien aseguró que «se está analizando muy de cerca la situación de Sevilla», pero no de la capital, «sino de su cordón y de ciudades grandes de alrededor, y también en esta semana se va a estudiar la situación de Jaén capital». En cualquier caso, García remarcó que la Junta irá «tomando medidas de manera proporcional», añadiendo que «serán como las que se han tomado en Granada, en un principio», pero, «si no mejoran la situación», pues será necesario «ir a la restricción de movimientos».

Otra zona que preocupa a la Junta es el Levante almeriense. En este sentido, Aguirre aseguró que el Ejecutivo autonómico va a «tomar unas medidas más especiales» para controlar el avance del coronavirus en esta zona, cuyo hospital comarcal acumula cerca de un tercio de los ingresos de la provincia –casi la mitad de los que está en UCI–, al tiempo que la tasa de incidencia en los municipios de la comarca se ha incrementado en los últimos días, llegando a los 894,8 casos por cada 100.000 habitantes en Los Gallardos. «Estamos teniendo un problema en el Levante», reconoció Aguirre, apuntando que existen «muchos pueblos» con unas tasas de incidencia que rondan e incluso superan los 400 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

En concreto, según los últimos datos de la Junta consultados por Europa Press, la tasa de contagio por cada 100.000 habitantes de los últimos 14 días en el conjunto de la comarca es de 298,6 positivos, con especial incidencia en Albox (491,3), Cuevas del Almanzora (397,7), Los Gallardos (894,8), Huércal-Overa (449,6), Pulpí (407,8) y Vera (437,6).

El consejero se refirió al brote surgido en la planta de Medicina Interna en el hospital de La Inmaculada de Huércal-Overa, procedente de fuera del hospital según los primeros indicios, como uno de los motivos por los que se han incrementado los ingresos en la comarca, ya que el centro acumula seis pacientes en UCI y otros 16 en planta de los 55 hospitalizaciones que tiene en su conjunto la provincia, once de las cuales se ubican en las UCI.

Aunque a principios de septiembre Almería llegó a acumular 114 hospitalizaciones, el consejero advirtió no llevarse «a engaño», poniendo como ejemplo la situación de Granada, que «tenía un comportamiento muy bueno y en siete u ocho días se disparó». Así, y dado el incremento de las tasas, Aguirre señaló que existe una «alta posibilidad de contacto si hay una gran movilidad» por parte de la población.