La Junta recuerda que hace “cirugía de precisión” cuando aplica nuevas restricciones

Bendodo subraya la gravedad de la pandemia en Andalucía e insta a evitar reuniones y movimientos no necesarios

Los bares cierran hoy en la comunidad autónoma desde las 18:00 horasJosé Manuel VidalEFE

“La segunda ola de coronavirus está siendo realmente agresiva”. El consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, no ha ocultado la preocupación del Gobierno andaluz en relación al aumento de la presión asistencial en los hospitales, lo que ha llevado a aplicar más restricciones en la comunidad autónoma, como el cierre de la actividad no esencial a las 18:00 horas desde hoy y el adelanto del toque de queda a las 22:00. Consciente de la dureza de estas medidas, Bendodo ha remarcado que la Junta hace “cirugía de precisión” cuando se articulan nuevas limitaciones, teniendo en cuenta la especificidad de cada provincia y los cuatro niveles de alerta.

“La actividad económica y productiva no se para”, ha advertido, no sin antes señalar que “se sigue trabajando, aunque con limitaciones”. En este punto, ha instado a evitar reuniones que no sean necesarias, además de cualquier movimiento no esencial. “Lo que no se puede hacer es, cuando cierren los bares, reunirse en casa de un amigo”, ha subrayado, al tiempo que ha invitado a tomarse “muy en serio estos 15 días” para que no se tomen medidas más restrictivas en un futuro.

El comercio y la hostelería son dos de los sectores más afectados por las nuevas limitaciones anunciadas el domingo por el presidente de la Junta, Juanma Moreno. El Gobierno andaluz está manteniendo reuniones con representantes de estos ámbitos para conocer sus necesidades, por lo que anunciará en breve un plan de rescate con ayudas. Pero la Junta no quiere ir sola en este camino, por lo que pidió al Gobierno central que “dé un paso al frente” y se sume a esta iniciativa. “Como país damos una mala imagen, porque parece que estamos tomando 17 estrategias diferentes”.

En relación a las pruebas de oposiciones, la Junta ha rectificado su decisión inicial de posponer los exámenes presenciales y ha abierto la posibilidad de realizar estas pruebas siempre que no se convoquen a más de 50 personas por aula. Junto a ello, Bendodo ha asegurado que se compromete a que la nueva fecha de las oposiciones a la Junta de Andalucía “se comunicarán con 15 días de antelación como mínimo”, al tiempo que ha argumentado que las dos pruebas de administrativos y auxiliares administrativos, previstas para los días 21 y 22 de este mes, no se celebran porque “no es posible en el actual escenario con más de 20.000 y 26.000 aspirantes”.