Quirónsalud Infanta Luisa pone en marcha un servicio de consulta telefónica inmediata sin cita para urgencias pediátricas

Este sistema permite resolver dudas, urgencias médicas, prescribir recetas y pruebas complementarias sin tener que acudir al hospital

El pediatra Andrés Osuna realizando una consulta teléfonica en urgencias
El pediatra Andrés Osuna realizando una consulta teléfonica en urgenciasLa RazónLa Razón

El Hospital Quirónsalud Infanta Luisa ha puesto en marcha un novedoso servicio de consulta telefónica inmediata sin cita para urgencias pediátricas que permite resolver dudas, urgencias médicas, prescribir recetas y pruebas complementarias de forma rápida y eficaz, sin tener que acudir al centro hospitalario.

Este nuevo servicio, atendido y desarrollado por el Servicio de Urgencias Pediátricas del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa, se encuentra disponible a través del teléfono 900 200 008 y de la app ‘Mi Quirónsalud’, de lunes a viernes de 8,00 a 20,00 horas.

El paciente podrá subir a la app las imágenes o informes relativos para su estudio por parte del facultativo previamente a la consulta digital. A su vez, tras la consulta telefónica, en la misma aplicación, podrá ver su informe y descargarse las recetas electrónicas expedidas por el médico.

En el caso de necesitar derivación posterior a un especialista, el paciente obtendrá la primera cita disponible en el Hospital Quirónsalud Infanta Luisa de dicha especialidad y, si requiere derivación a Urgencias del Servicio de Pediatría, tendrá un acceso preferente al haber sido ya valorado por un facultativo.

Así, esta nueva prestación da respuesta a los pacientes en el actual contexto, ya que “detectamos el caso de personas que todavía dudan si acudir al hospital aun teniendo alguna patología o necesidad médica, obviando el agravamiento sobre su salud que esa inhibición puede provocar”, explica el doctor Rafael Espino Aguilar, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa.

Por otro lado, este servicio también trata de “priorizar y regular de forma progresiva el volumen asistencial y la presencia física de pacientes en Urgencias, de modo que se evite esperas y se garantice el distanciamiento, tanto en las salas de espera como en las unidades asistenciales”, señala el especialista.

De esta forma, se facilitan aspectos de especial importancia como detectar precozmente urgencias no demorables, caso en que el paciente debe acudir al hospital de inmediato; o urgencias demorables, en las que el médico puede sugerir al paciente acudir a Urgencias en una franja horaria determinada para evitarle esperas innecesarias.

Cabe destacar que el Hospital Quirónsalud Infanta Luisa ha habilitado recientemente en sus instalaciones una nueva zona totalmente independiente para la atención de urgencias de pacientes pediátricos, que consta de dos consultas y una sala de espera separada de la zona de Urgencias de los adultos, debido a las especiales medidas de protección llevadas a cabo por el centro hospitalario a causa de la situación actual que ha provocado el Covid-19.