Abascal acaba con insultos a la prensa en Sevilla

Unas 300 personas se suman a una cita de «agresividad directa» contra los medios de comunicación. El partido de Abascal anuncia acciones legales “por un delito contra la libre circulación”

Thumbnail

Aunque había Pleno en el Congreso, el líder de Vox, Santiago Abascal, como ya hiciera en Murcia, convocó con el formato de “rueda de prensa” a sus seguidores en un espacio abierto en pleno centro de Sevilla como es la Plaza Nueva, junto al Ayuntamiento. Murcia y Andalucía -a la espera de las elecciones de Madrid- son ahora mismo los territorios más sensibles a la influencia del partido. Los periodistas se vieron insultados «gravemente» por parte de un público «caldeado» y «enardecido» en un ambiente «conflictivo». «Había que preguntar por lo que estaba pasando, no por el mitin», asegura una periodista presente en el acto que dice no haber vivido «nunca una agresividad tan directa».

Acudieron unas 300 personas y la Policía Nacional, llegado a este aforo, limitó la presencia del público por las medidas de seguridad contra el covid. Los agentes solicitaron a los periodistas identificación para poder acceder a las inmediaciones del atril colocado por Vox junto a la estatua ecuestre de San Fernando, patrón de Sevilla.

La formación previno a la de antemano de un aforo masivo, convocando incluso por las redes sociales, si bien se comunicó a la Subdelegación del Gobierno de una rueda de prensa con 20 o 30 asistentes. El Ayuntamiento rechazó la instalación de una tarima en el espacio público. Recientemente, el pasado 28 de Febrero, Día de Andalucía, Vox convocó también en las inmediaciones con un multitudinario mitin de la parlamentaria por Granada Macarena Olona, que se postula como posible candidata a la Junta.

En el mitin, Abascal pidió a Moreno que “reflexione” sobre un adelanto electoral en Andalucía y culpó a Ciudadanos de poner “en riesgo el cambio” en la Junta de Andalucía. Por su parte, Vox anunció una querella “contra la delegada y el subdelegado del Gobierno en Sevilla por un delito contra la libre circulación” y “en los próximos días hará extensible la querella contra Marlaska”, el ministro de Interior.

La concejal de Vox en el Ayto. de Sevilla, Cristina Pelaez (i), conversa con una mujer que reclama acceder a la rueda de prensa del presidente de Vox, Santiago Abascal, en la Plaza Nueva
La concejal de Vox en el Ayto. de Sevilla, Cristina Pelaez (i), conversa con una mujer que reclama acceder a la rueda de prensa del presidente de Vox, Santiago Abascal, en la Plaza NuevaMaría José López

El acto de Vox provocó que en las zonas adyacentes al Ayuntamiento de Sevilla se congregaran muchas personas, con mascarilla pero sin respetar en la mayoría de los casos la distancia de seguridad. La Delegación del Gobierno de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla negaron que el evento contara con permiso alguno para su celebración, según han confirmado a Europa Press.

Fuentes de la Delegación del Gobierno indicaron que Vox no había pedido la tramitación de la solicitud para permitir este acto por derecho de reunión, algo que está “muy reglado” y que cuenta con un plazo mínimo de diez días para su presentación en la Subdelegación del Gobierno antes de la celebración. Esos diez días mínimos serían además necesarios para recabar el informe favorable o las recomendaciones pertinentes ante la pandemia de la autoridad sanitaria, la Junta de Andalucía.

Policías nacionales impiden el paso a  personas no acreditadas a  la rueda de prensa del presidente de Vox, Santiago Abascal, en la Plaza Nueva
Policías nacionales impiden el paso a personas no acreditadas a la rueda de prensa del presidente de Vox, Santiago Abascal, en la Plaza NuevaEduardo Briones

La formación de Abascal habría recurrido a la presentación de este tipo de solicitudes para otros actos, según las mismas fuentes, pero en este caso presentaron un escrito “fuera de plazo y del mecanismo formal de este procedimiento” ante la Subdelegación, donde se indicó que se iba a celebrar una rueda de prensa, en la que podría haber afluencia de personas.

En la misma línea, desde el Ayuntamiento hispalense se ha indicado a Europa Press que Vox tampoco habría cumplido con los plazos ni el modo de tramitación habitual para este tipo de actos con esta administración. Así, explica que el partido ha presentado este martes, sobre las 12:30 horas, un escrito ante la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) para solicitar la ocupación de la Plaza Nueva, con su delimitación para el acto y la previsión de instalación de una tarima, para una rueda de prensa con unas 300 personas y una treintena de voluntarios.

El presidente de Vox, Santiago Abascal (2i), en la Plaza Nueva
El presidente de Vox, Santiago Abascal (2i), en la Plaza NuevaMaría José López
Policías nacionales impiden el paso a  personas no acreditadas a  la rueda de prensa del presidente de Vox, Santiago Abascal
Policías nacionales impiden el paso a personas no acreditadas a la rueda de prensa del presidente de Vox, Santiago AbascalEduardo Briones

Así las cosas, la Policía Local pidió apoyo a la Policía Nacional para garantizar las medidas anticovid. Se desplegaron furgonetas los agentes cerraron los accesos a la Plaza Nueva. Había control policial en las seis calles que dan acceso a la Plaza Nueva. En la Avenida de la Constitución se concentraron unas 200 personas gritando “libertad, libertad”.

Por su parte, la Asociación de la Prensa de Sevilla (APS) rechazó y consideró inaceptable que “Vox haya usado a los medios de comunicación y a los periodistas de Sevilla para enmascarar la celebración de un acto público en una plaza del centro de la capital andaluza en el que, además, se han incumplido todas las normas de seguridad en materia del covid”.

La APS también señaló que “condena y repudia enérgicamente el comportamiento de numerosos participantes en el citado acto que han insultado gravemente a los profesionales del periodismo” y, “en particular, a varias periodistas, en especial a Marta Maldonado de LA RAZÓN”, por “el simple hecho de cuestionar, en su turno de preguntas, si aquello era una “rueda de prensa” o “un mitin político, sin las debidas medidas de seguridad contra la pandemia”. La APS recordó que “Vox es una formación política que ha vetado y veta la entrada de determinados periodistas y medios de comunicación a sus actos, cuando estos se desarrollan en espacios privados (como su sede) y otras veces en lugares públicos, reservados para mítines de campaña electoral”.

Según anunció Vox a través de un comunicado, su “Vicesecretaría Jurídica ha presentado una querella en el Juzgado de Instrucción de Sevilla contra la delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García Martín, y contra el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano Sánchez, por un delito contra los derechos fundamentales -libre circulación- en concurso con los de coacciones, abuso de poder y prevaricación”.

En los próximos días, Vox anunció que “presentará una querella por los mismos hechos contra el ministro del Interior, Grande Marlaska, al que se considera responsable máximo de estas órdenes”. “Los hechos han tenido lugar en la mañana de este miércoles en Sevilla, cuando los ciudadanos han visto restringida su libertad de circulación al impedirle un amplio dispositivo judicial el acceso a la Plaza Nueva desde las 12 del mediodía”, señala en una nota. “Esta circunstancia se ha producido desde una hora antes de la celebración de una rueda de prensa de Santiago Abascal, convocada para las 13:00 horas, y que había llamado la atención de centenares de ciudadanos interesados por la presencia del presidente de Vox”, concluyó.