El juez prorroga seis meses la instrucción del doble crimen de Almonte (Huelva)

Este caso fue reabierto en enero de 2019 tras quedar absuelto Francisco. J.M., la única persona hasta ahora acusada y juzgada por estos hechos

Una de las pruebas del doble crimen de Almonte, en Huelva
Una de las pruebas del doble crimen de Almonte, en Huelva

El Juzgado de Instrucción número 1 de La Palma del Condado (Huelva) ha acordado prorrogar seis meses la instrucción por el caso del doble crimen de Almonte, en el que el 27 de abril de 2013 perdieron la vida una niña de 8 años y su padre en el domicilio en el que residían.

Este caso fue reabierto en enero de 2019 tras quedar absuelto Francisco. J.M., la única persona hasta ahora acusada y juzgada por estos hechos.

En un auto al que ha tenido acceso Efe, la titular del juzgado acuerda la prórroga “a contar desde el día 29 de enero de 2022, prórroga que finalizará el 29 de julio de 2022 sin perjuicio de que pudieran acordarse nuevas prórrogas si ello resultase necesario”.

Y ello porque considera la jueza que en este caso “la naturaleza del delito investigado así como la existencia de diligencias pendientes de recibirse de las que pudiera derivar la necesidad de acordar otras nuevas hacen previsible actualmente que no será posible la finalización de la instrucción antes del día 29 de enero de 2022″.

Añade además, que debe considerarse en cuanto al desarrollo de la instrucción hasta ahora practicada que “nos hallamos ante unos hechos de investigación compleja que han requerido numerosos informes periciales y diligencias de investigación policial, y cuya finalización no ha sido posible ni se prevé que pueda concluir en el tiempo que resta hasta alcanzar en la fecha indicada, por lo que es necesaria la ampliación del plazo de instrucción”.

Entre las pruebas pendientes se encuentra el análisis de la manta que cubría el cuerpo de la pequeña, que desde diciembre de 2019 está en poder del Instituto Nacional de Toxicología, por orden judicial para someterlo a un análisis genético con el objetivo de poder extraer restos biológicos.

Desde el INT, a instancias de la jueza, se ha informado de que dichos análisis están en curso, haciendo constar que “se ha llevado a cabo una selección minuciosa, dando como resultado un elevado número de muestras a analizar”.

Para la familia, según ha indicado a Efe el hermano y tío de las víctimas, Aníbal Domínguez, “es muy importante que se lleve a cabo este análisis porque se trata de una manta que siempre ha estado custodiada y no se ha había analizado antes por no considerarlo necesario los investigadores al considerar suficiente para el procedimiento judicial del que en su día fue acusado las muestras de ADN hallados en las toallas”.