La Fundación Unicaja y Cruz Roja se unen para llevar Internet a los hogares con menos recursos

Un total de 32 familias malagueñas se beneficiarán de 120 GB mensuales para navegación ultrarrápida 4G+

La Fundación Unicaja y Cruz Roja se unen para llevar Internet a los hogares con menos recursos
La Fundación Unicaja y Cruz Roja se unen para llevar Internet a los hogares con menos recursos FOTO: FUNDACIÓN UNICAJA FUNDACIÓN UNICAJA

Fundación Unicaja y Cruz Roja Málaga se unen para poner en marcha el proyecto ‘Conectando a familias en riesgo de exclusión’, un plan que tiene como objetivo reducir la brecha digital y conseguir que los hogares con menos recursos tengan garantizado el acceso a Internet. Un total de 32 familias malagueñas van a beneficiarse de este programa, teniendo a su disposición un servicio que incluye 120 GB mensuales para navegación ultrarrápida 4G+, según han informado desde Fundación Unicaja.

De esta forma, “se reduce la brecha digital y se garantiza la participación activa y el acceso a prestaciones digitales en igualdad de condiciones de todos los miembros de la familia”, han apuntado a través de un comunicado.

El programa ‘Conectando a familias en riesgo de exclusión’ ofrece una atención integral, contribuyendo a que la unidad familiar tenga acceso a Internet como una necesidad básica: se facilita el apoyo y seguimiento escolar y se impulsa la búsqueda activa de empleo y el acceso a formaciones online, al igual que a otras gestiones digitales.

Esta iniciativa se enmarca dentro de una de las líneas estratégicas “prioritarias” de la Fundación Unicaja, que tiene por objetivo “el apoyo a la población más vulnerable, contribuyendo a construir una sociedad más justa e igualitaria”.

Debido a los efectos sociales del COVID-19, “muchas familias malagueñas han visto cómo su situación de vulnerabilidad ha empeorado y en estos momentos no pueden atender determinadas necesidades económicas, como el pago de un acceso a Internet”, han apuntado.

Además, el cierre de colegios y centros educativos durante el confinamiento “dejó aislados y, en muchos casos, sin acceso a formación y apoyo educativo a niños de diversos puntos de la provincia”.

Esa circunstancia les ha situado tras la vuelta a las aulas “en una posición muy vulnerable con respecto a su educación y al resto de sus compañeros, lo que provoca desigualdades en función de la situación económica y del nivel educativo de sus familias”.

Junto al sistema de conectividad, a las 32 familias beneficiarias también se les ha trasladado un díptico con recomendaciones básicas de uso y de conexión para tabletas o teléfonos móviles, así como información sobre las plataformas Classroom o Moodle, que actualmente se utilizan en los centros educativos para el envío de tareas, trabajos o cualquier tipo de mensajes entre el profesorado y el alumnado.

De esta forma, han apuntado, las dos instituciones “prosiguen con su larga trayectoria de colaboraciones”. En los últimos años, la Fundación Unicaja ha prestado su apoyo a Cruz Roja para un proyecto de recualificación de desempleados de larga duración y para la campaña en centros escolares ‘Somos diferentes, somos únicos’, con el fin de combatir el acoso escolar y fomentar la tolerancia y la convivencia.

Dos proyectos que se han complementado con otras acciones solidarias como ‘El Corazón de Málaga’, que permitió a Cruz Roja agradecer el esfuerzo de su voluntariado.

Las dos instituciones también han ido de la mano durante la pandemia, gracias al ‘Plan Cruz Roja Responde’ frente al COVID-19, creado por la organización humanitaria, con el que se ofreció ayuda de emergencia a los colectivos más vulnerables de la provincia malagueña, incluyendo una atención integral para cubrir necesidades en diferentes ámbitos, entregándose kits de alimentos y tarjetas de compra a personas sin hogar y a familias sin recursos.