Andalucía

Investigan a un hombre en Almería por la muerte de veinticinco perros, entre ellos catorce cachorros

El dueño alegó que los animales habían cogido una infección. La Guardia Civil comprobó que no habían sido vacunados ni llevados al veterinario

Imagen parcial del cortijo donde fueron encontrados los perros muertos
Imagen parcial del cortijo donde fueron encontrados los perros muertos FOTO: GUARDIA CIVIL GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil investiga a un hombre acusado de la muerte de veinticinco perros, entre ellos catorce cachorros. Los tenía en un cortijo del paraje de Los Toscanos, en Huércal-Overa (Almería), y no les habían realizado ningún tratamiento sanitario ni veterinario. Las actuaciones se han remitido al juzgado en funciones de guardia de esa localidad.

Fue la denuncia de unos particulares ante la Policía Local de Huércal-Overa la que dio lugar a las primeras pesquisas, que a su vez han derivado en una investigación contra el dueño de los animales por un presunto delito de maltrato animal al haber dejado morir a los veinticinco canes.

Los agentes de Policía Local alertaron al Seprona de la Comandancia de la Guardia Civil al tener indicios de la “excesiva mortandad” de perros en la vivienda, que además presentaba “un alto grado de suciedad y desorden, con enseres de todo tipo esparcidos por todo el lugar, así como heces de perro prácticamente por toda la parcela”.

Los agentes encontraron decenas de cuerpos de perros en avanzado estado de descomposición, así como otros cinco “aún identificables” pero que desprendían “un fuerte olor a putrefacción acentuado por las altas temperaturas”.

En el desarrollo de la inspección, los agentes determinaron que el investigado poseía once perros adultos y catorce cachorros. También hallaron gran cantidad de sacos de pienso en el lugar, por lo que se descartó la desnutrición como motivo de las muertes.

Según la declaración del investigado, los perros contrajeron una infección, pero no fueron sometidos a ningún tipo de tratamiento veterinario, por lo que perecieron progresivamente. El investigado sólo poseía tres cartillas sanitarias en relación a los perros y ninguna estaba en vigor en relación a las vacunas obligatorias.

La Guardia Civil insiste en la concienciación contra el maltrato y abandono animal y recuerda que en sus redes sociales, con la etiqueta #yosipuedocontarlo, intenta mentalizar a la ciudadanía de lo importante que es comunicar si algún animal se encuentra en estado de maltrato o abandono. Los casos se pueden denunciar a través del teléfono 062 o en cualquier acuartelamiento de la Guardia Civil.