Andalucía

Fallece el bebé afectado en el incendio de su vivienda en Vícar (Almería)

Fue ingresado en la UCI Pediátrica del Hospital Materno-Infantil del Complejo Universitario Torrecárdenas

El Hospital Torrecárdenas
El Hospital Torrecárdenas FOTO: larazon La Razon

El bebé de apenas un año de edad que fue rescatado en la madrugada del pasado viernes de un incendio en su vivienda de Vícar (Almería) ha fallecido en la UCI Pediátrica del Hospital Materno-Infantil del Complejo Universitario Torrecárdenas en el que ingresó tras no haber conseguido superar las afecciones que padecía.

Fuentes sanitarias han confirmado a Europa Press el fallecimiento del pequeño que, en un primer momento, evolucionó favorablemente. El menor fue evacuado tras haberle efectuado ‘in situ’ técnicas de reanimación cardiopulmonar por parte de una agente de la Guardia Civil, que lo auxilió.

Como consecuencia del incendio, otros dos adultos quedaron en estado de semiinconsciencia a consecuencia de los gases inhalados en el siniestro, que afectó hasta a ocho personas y que tuvo lugar sobre las 2:20 horas en un dúplex ubicado en la Plaza Lola Flores.

En concreto, un hombre de 26 años y una mujer de 46 años, familiares del pequeño, fueron atendidos en el centro hospitalario por problemas respiratorios, de modo que, tras obtener un alta voluntaria, la mujer tuvo que volver para ser atendida por los servicios médicos.

Los bomberos del Poniente acudieron hasta el lugar del incendio, para lo que desplazaron a nueve efectivos con dos camiones autobomba y un furgón de salvamento. A su llegada encontraron la casa en llamas a consecuencia de un fuego que, según los primeros indicios, se había desatado en una despensa y un pequeño patio anejo.

Asimismo, el servicio antiincendios observó a su llegada a varios heridos que habían sido atendidos previamente por los agentes de la Guardia Civil que se desplazaron hasta el lugar de los hechos. La pareja de agentes auxilió en primer momento a dos adultos, quienes alertaron de la presencia de un bebé en el interior de la casa.

Una vez pudieron extraer el niño de la vivienda, la agente inició maniobras de reanimación cardiopulmonar dado que el niño había entrado “en parada”. Los servicios sanitarios que también se desplazaron hasta la zona continuaron con los primeros auxilios a su llegada, de modo que una vez estabilizado, el menor fue llevado junto con algunos de sus familiares al centro hospitalario de referencia.

Por su parte, los bomberos accedieron al interior de la vivienda donde sofocaron las llamas, comprobaron la posible presencia de más personas y ventilaron la casa, que ha quedado afectada por el humo aunque sin daños estructurales. Aún se investiga el origen del fuego, que tuvo lugar en una estancia con varios aparatos eléctricos.

En total fueron ocho las personas afectadas por el humo, entre ellos los familiares y los agentes de la Guardia Civil que socorrieron a los perjudicados, uno de los cuales precisó también asistencia médica ante su indisposición por intoxicación.