Andalucía

Siete curiosidades de obligatorio conocimiento sobre la única Feria de España que se celebra en dos sedes

Málaga vuelve a albergar durante ocho días su gran fiesta, tanto en el centro como en el Cortijo de Torres

Preparativos en el Cortijo de Torres para la Feria de Málaga, que no se celebra desde 2019
Preparativos en el Cortijo de Torres para la Feria de Málaga, que no se celebra desde 2019 FOTO: Álvaro Cabrera EFE

Málaga celebra a partir de este sábado su Feria, que en la edición de 2022 concluirá el 20 de agosto. La capital de la Costa del Sol y segunda ciudad más populosa de Andalucía recupera su gran fiesta después de dos años en blanco por culpa del coronavirus y, como no podía ser de otro modo, sus calles se inundarán de nativos y visitantes para dar rienda suelta a la alegría y las ganas de vivir. Las autoridades esperan que hasta seis millones de personas visiten las dos sedes de la Feria, porque he ahí una de las particularidades imprescindibles de este evento. Pero no la única.

La Feria de Málaga, en efecto, es la única de toda España que se celebra en dos recintos diferentes. La Feria de día, que a juicio de muchos malagueños es la mejor, se desarrolla en el centro de la ciudad, esto es, la famosa calle Larios y sus alrededores. Y la de noche se traslada más allá del casco urbano para festejarse en el el Real del Cortijo de Torres. Allí es donde están las 121 casetas.

La inauguración, este viernes por la noche, también tendrá su particularidad porque habrá un espectáculo luminoso sin precedentes mediante drones. De hecho, concentrará más unidades que nunca antes bailando al mismo tiempo en el cielo y dibujando figuras de luz. El espectáculo, creado sólo para este evento, se llama “Noche de Fiesta” y correrá a cargo de dos pilotos, un responsable técnico, tres observadores, un coordinador de operaciones y hasta un coreógrafo. El escenario, las playas de la Malagueta y Huelin.

Otra novedad será que el pregón se celebrará no el viernes sino el sábado en el Cortijo de Torres, a las 21.30 horas. La pregonera será una malagueña de moda, la cantante María Peláe. “Loca de contenta” por el honor, la artista ya ha adelantado que su discurso será “inclusivo, de respeto y libertad”. Hablará a sus paisanos desde un escenario en la portada principal, de nuevo réplica de uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, el Palacio de la Aduana.

Esto lleva a otra característica endémica de la Feria de Málaga. No habrá una portada, como suele ser habitual, ni siquiera dos, como ocurre en localidades como Dos Hermanas. Habrá ni más ni menos que cuatro portadas: la del recinto del Cortijo, otra en la sede de la Autoridad Portuaria, una tercera en el Camino de los Prados y, cómo no, la que quizás es más fotografiada, en Larios.

La Feria también trae consigo una importante y variada oferta musical. En el Auditorio Municipal, muy cerca del recinto ferial, actuarán cantantes de gran prestigio, empezando el sábado con Carlos Baute y la banda malagueña Efecto Mariposa y siguiendo después con Coti y Zenet el domingo con su espectáculo ‘Noctámbulos’ antes de que en los días siguientes participen Antonio Carmona, María del Monte o India Martínez.

Y cuando se acabe la Feria... en realidad ano se acabará. El 21 de agosto, los responsables de las atracciones organizan el Día del Niño y ofrecerán grandes descuentos a los visitantes para que la fiesta se alargue hasta el mismo domingo.

Y no todo será festivo. Este sábado, de hecho, uno de los primeros actos de los siete días de jolgorio será la Romería a la basílica-santuario de Santa María de la Victoria, que estará precedida por una concentración de enganches, caballos y peregrinos en el Paseo del Parque (10.00 horas). La comitiva para la ofrenda floral saldrá del Ayuntamiento a las 11.30 y el acto final será el izado de la bandera de la ciudad.