4 pruebas médicas que te ayudarán a prevenir enfermedades

  • 4 pruebas médicas que te ayudarán a prevenir enfermedades
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

05 de diciembre de 2018. 10:28h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 5/12/2018

Si pudieras añadir a tu rutina unos sencillos pasos que pueden prevenir la diabetes, enfermedades cardiovasculares o incluso algún tipo de cáncer, ¿lo harías?

Aunque estas enfermedades crónicas son responsables del 30% de las muertes que se producen en España, en el caso de las enfermedades cardiovasculares, hay muchas cosas que podemos hacer para defendernos de esos padecimientos no deseados. Y es que las muertes prematuras por esta enfermedad se podrían haber evitado con hábitos saludables y un control regular.

El primer paso para protegernos frente a este tipo de enfermedades es realizar ejercicio de forma habitual. Tan solo media hora de ejercicio a la semana puede marcar la diferencia. “Esto puede suponer una reducción del 15% o 25% del riesgo a padecer este tipo de enfermedades”, asegura Charlie Foster, profesor asociado de la Universidad de Oxford que dirige un grupo de investigación centrado en la prevención de enfermedades.

“Además del ejercicio, las pruebas médicas preventivas son muy importantes y se deben realizar de forma regular a partir de que cumplimos los 20 años”, explica el doctor Samer Ellahham, jefe de calidad y cardiología en la clínica Cleveland de la ciudad médica Sheikn Khalifa de Abu Dhabi.

Estas pruebas de prevención permiten a los médicos identificar mucho más rápido las señales de alerta de estas enfermedades y el paciente se mantiene mejor informado de su estado de salud.

#1 Presión arterial

“Medir la presión arterial es algo fácil, sencillo y que no produce dolor en el paciente, por eso debería hacerse al menos cada dos años”, dice Ellahham. Si la presión arterial muestra unos niveles superiores a la media, es recomendable que este chequeo se haga más frecuentemente. Es esencial tener un control sobre la presión arterial porque unos niveles anormales podrían elevar el riesgo a desarrollar enfermedades cardiovasculares, problemas de riñones o llegar a sufrir un derrame cerebral.

#2 Índice de masa muscular

Existe controversia sobre el IMC (Índice de Masa Muscular) y no son pocos los profesionales que abogan por una reformulación de esta pauta. Sin embargo, es importante mantener el peso bajo control porque impacta sobre la salud de forma general y aumenta el riesgo de padecer muchas enfermedades que son prevenibles. Teniendo esto en cuenta, deberíamos calcular nuestro IMC aproximadamente cada dos años. Tu doctor puede ayudarte en este cálculo.

#3 Azúcar en sangre

La cantidad de glucosa en sangre se mide a través de una muestra de sangre. Es una forma de detectar la diabetes y el riesgo de desarrollar este trastorno. “Excepto que exista diabetes en el historial familiar, el azúcar en sangre debería medirse cada tres años a partir de los 45 años”, explica el doctor Ellahham.

#4 Colesterol

Si queremos ser precavidos, la comprobación de los niveles de colesterol debería hacerse a partir de cumplir los 20 años, sin embargo, a partir de los 35 años se convierte en algo indispensable. Hay dos tipos de colesterol – LDL (lipoproteínas de baja densidad) y HDL (lipoproteínas de alta densidad) – ambas necesitan ser monitorizadas. Una alta concentración de colesterol LDL en la sangre es uno de los mayores factores de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares.

“El principal objetivo de estas pruebas es que el paciente se mantenga informado sobre factores que puede modificar como la dieta y el estilo de vida”, añade Ellahham. “No puedes controlar otros factores de riesgo como la edad o el historial familiar, pero estas comprobaciones te dan información que supone una ventaja con la que puedes actuar”.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs