Más de 6.000 casos de melanoma al año en España

Con motivo del día mundial del melanoma y con el verano casi aquí, los expertos recuerdan que protegerse del sol es la técnica más efectiva contra el tumor

  • Más de 6.000 casos de melanoma al año en España

Tiempo de lectura 4 min.

23 de mayo de 2019. 10:06h

Comentada
Pilar Pérez 23/5/2019

En España se estima que se diagnosticarán a lo largo de 2019, 6.205 nuevos casos de melanoma de piel según las últimas cifras de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM); que también advierte de un aumento exponencial de los casos en los últimos años.

La intensidad de la radiación solar en España ha aumentado un 2,3% en 10 años, según recoge un estudio del Observatorio Heliocare. “Hay que inculcar bueno hábitos de fotoprotección desde la infancia, al igual que se hace con otros como la alimentación o el ejercicio”, subraya la dermatóloga María Vitale.

También hay pasos en la buena dirección, ya que desde las farmacias apuntan que se transmite una información muy valiosa con respecto a los hábitos de consumo y nivel de concienciación entre los usuarios que utilizan protección solar: un 70% de los cerca de 300 profesionales encuestados asegura que sus clientes están concienciados y estiman en un 3% el porcentaje de usuarios que no se preocupa en absoluto de la protección de su piel frente a las radiaciones solares.

Pese a los avances, datos como que en España se consumen 0,5 productos solares por persona al año, que el 40% de los jóvenes usa protección solar pero no se reaplica a lo largo del día y que sólo una de cada cuatro personas asocia la exposición al sol con daño cutáneo dibujan las carencias para asumir que hay que hacer más en la prevención de los tumores cutáneos.

“Hay que desterrar que el bronceado sea algo saludable. Porque no es más que el resultado del daño solar producido en la dermis. Hay que tener más precaución en este sentido”, subraya Vitale. Además, como apunta Mayte Truchuelo, dermatóloga del Grupo Pedro Jaén, “debemos instaurar la rutina de fotoprotegernos todo el año. Reaplicar las cremas y ser verdaderamente conscientes del daño que produce la exposición prolongada y sin escudo”.

Por eso, entre la población con más riesgo se recomienda la protección desde dentro. “Hay personas que tienen más riesgos de quemarse o sufrir daños y a ellas, pero puede ser extensible a todos, se recomienda la fotoprotección oral, no sólo sirve para preparar la piel para la exposición solar, sino para sumar defensas al escudo”, añade Vitale.

Diez consejos para evitar el cáncer de piel

Desde la Aemps (Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios) han hecho un decálogo con consejos sobre la protección solar son:

1. La exposición excesiva al sol es un peligro importante para la salud. Tenga en cuenta que ningún protector solar ofrece protección total frente a los riesgos derivados de la radiación solar, por lo que no debe permanecer mucho rato al sol, aunque use un producto de Factor de Protección Solar (FPS) alto.

2. Evite la exposición solar entre las 12 y las 16 horas. Procure no dormirse al sol. Extreme las medidas protectoras en las actividades al aire libre.

3. No exponga al sol a niños menores de 3 años. Protéjales con ropa, sombreros, gafas y protectores solares de FPS alto, que sean especiales para niños y resistentes al agua. Hágales beber agua con frecuencia.

4. Utilice un protector solar que proteja al menos frente a la radiación UVB (causante de las quemaduras solares) y UVA (principal responsable del envejecimiento prematuro de la piel). Estos dos tipos de radiación afectan también al sistema inmunológico y contribuyen al riesgo de cáncer cutáneo.

5. Elija un protector solar adecuado para cada tipo de piel o zona del cuerpo (crema, spray, leche, gel), teniendo en cuenta el fototipo, la edad y las circunstancias de la exposición solar. Emplee un FPS más alto en las primeras exposiciones.

6. Aplique el producto en cantidad generosa uniformemente sobre la piel seca, media hora antes de la exposición al sol y repita la aplicación cada 2 horas y después de transpirar, bañarse o secarse. No utilice protectores solares que estén abiertos desde el año anterior.

7. Extreme las precauciones en las partes del cuerpo más sensibles al sol: cara, cuello, calva, hombros, escote, orejas, manos y empeines. La protección de los labios se debe hacer con lápices o barras fotoprotectoras y la del cabello con productos específicos.

8. Utilice el protector solar incluso en días nublados. Las radiaciones UV atraviesan las nubes y se reflejan en el agua, la arena, la hierba y la nieve.

9. Proteja también la piel con ropa (camisetas, pantalones), la cabeza con sombreros y los ojos con gafas de sol, de la radiación solar. Hidrátese bebiendo agua con frecuencia y aplíquese crema hidratante sobre la piel tras la exposición al sol.

10. Ante cualquier cambio en el color, la forma o el tamaño de manchas o lunares, consulte con un especialista.

Últimas noticias