• 1

Amenazas fluviales

«España y Portugal se pusieron de acuerdo sobre los comunes ríos ibéricos, que hoy permite una buena regulación»

  • Foto:Gtres
    Foto:Gtres

Tiempo de lectura 2 min.

17 de julio de 2018. 17:55h

Comentada
Ramón Tamames 17/7/2018

ETIQUETAS

Hoy, para seguir con el tema de los recursos hídricos, tocaremos un aspecto de gran actualidad. Desde el punto y hora que la Turquía de Erdogan tiene en suspense a millones de iraquíes, por su decisión de llenar rápidamente alguno de los embalses que se han promovido recientemente en sus tramos norte, turcos, de los ríos Tigris y Eufrates. Sucediendo algo similar en África, con el Nilo Azul, que nace y se desarrolla en Etiopía, para desembocar en el Gran Nilo, al que aporta más del 70% del volumen del que se benefician sudaneses y egipcios.

Algo parecido sucede entre China y los países de su frontera sur, con el conjunto de grandes instalaciones hidroeléctricas y de otros usos que está construyendo la República Popular aguas arriba, en los cursos fluviales que nacen en los glaciares del Tíbet, fundamentalmente el Ganges y el Brahmaputra; con posibles efectos negativos para las áreas densamente pobladas de India y Bangladesh. En tanto que en el caso del Mekong, China podría reservarse gran parte de su gran volumen de agua, en detrimento de Laos, Camboya y Vietnam. Aparte de todo lo anterior, que necesita de una regulación internacional más estricta y efectivamente aplicable, están las cuestiones ambientales, porque un río deja de ser lo que era cuando en su curso se intercalan más y más presas para toda clase de usos y consumos. Por último, no es para ponernos medallas, pero cabe destacar que España y Portugal se pusieron de acuerdo hace tiempo sobre los comunes ríos ibéricos, que hoy permiten una buena regulación, con gran provecho para ambos países. De eso y más seguiremos escribiendo (para comunicarse con el autor: castecien@bitmailer.net).

NOTA: Muchas gracias a quienes me escribieron en relación con el Encuentro sobre el Agua, que vamos a tener en la UIMP, en Santander, Palacio de La Magdalena, del 31 de julio al 2 de agosto. Las observaciones que me llegaron ya las he atendido por correo separado.

Últimas noticias