El cambio climático impacta en cinco aves

La cigüeña blanca, el vencejo, la grulla común, el milano real y el águila calzada son algunas de las aves migratorias afectadas.

  • La grulla común viene a España únicamente en los meses fríos.
    La grulla común viene a España únicamente en los meses fríos. /

    EFE

Tiempo de lectura 2 min.

13 de mayo de 2019. 13:42h

Comentada
Eva Martínez Rull 13/5/2019

Cigüeña blanca

Eminentemente migratoria, durante el invierno se iba al Sahel. Las poblaciones españolas cada vez se van menos y las del centro y norte de Europa bajan sólo hasta la Península, donde encuentran alimento en los vertederos y en los arrozales. Ahorran un viaje de 3.000-4.000 kilómetros.

Vencejo

Uno de los grandes campeones de la migración. Pesa sólo 40 gramos y recorre anualmente 20.000 kilómetros entre sus zonas de nidificación y de invernada. Pasan cada vez más tiempo en el Sur de España y cada año llegan antes a la Península, debido a primaveras cada vez más cálidas.

Grulla común

Vienen a España durante los meses fríos, volando desde Escandinavia. Con los censos en la mano se aprecia que las zonas de invernada se están desplazando hacia el norte. Desde hace unos años, se ha verificado su presencia en invierno en el Sur de Francia, una zona en la que antes nunca paraban.

Milano real

Esta especie se mueve dentro del continente europeo. La población española ha sido históricamente sedentaria pero las del centro y norte de Europa venían hasta la Península en invierno. En las últimas décadas se ha visto que las poblaciones europeas ya no se mueven.

Águila calzada

Crían en España en primavera-verano y se van al Sahel, recorriendo 2.000-3.000 km. Sin embargo, desde hace tres décadas se sabe que la población reproductora español pasa los meses fríos en la Península, sobre todo debido al cambio climático y la expansión del desierto y las zonas de cultivo en África.

Últimas noticias