• 1

La ventana de la Asamblea

En este vídeoblog encontraréis todos los martes la actualidad de la Asamblea de Madrid, las decisiones más importantes que se adopten allí para mejorar la calidad de vida de los madrileños, la opinión del Grupo Parlamentario Popular y, por supuesto, incursiones en la vida política nacional.

  • Image

Sánchez lucha contra su Frankenstein

true

Sobre el autor

Enrique Ossorio

Madrileño por adopción nacido en Badajoz. Licenciado en derecho y funcionario de carrera que, desde hace más de 20 años, ha tenido la satisfacción de trabajar por el bien común en gobiernos del Partido Popular, tanto en la Comunidad de Madrid como en la Administración del Estado. Padre de familia numerosa, soy amante del arte, la historia y la música clásica.

Si hay algo que está en la esencia del Partido Popular es defender los intereses de España y los madrileños por encima de todo. Los diferentes ejecutivos populares a nivel nacional, regional y municipal, han dado durante décadas muchas pruebas de esta forma de actuar. En esta línea, el proyecto de Ley de Medidas Fiscales del Gobierno de la Comunidad de Madrid está diseñado de manera exclusiva para avanzar en el bienestar de la sociedad.

En el polo opuesto ¿Es defender los intereses de España querer llegar a toda costa a la Moncloa apoyándose en Podemos, Bildu y los independentistas catalanes? Desde luego, no. Es una grave irresponsabilidad que atenta contra la estabilidad y el prestigio de nuestro país en un momento que el que las reformas del Partido Popular habían conseguido que pasáramos de la hecatombe económica y del empleo existente en 2011 a la sólida recuperación que contemplamos en 2018.

En la línea de esas reformas que tantos beneficios han originado en nuestro país, el proyecto madrileño de rebaja fiscal pretende mejorar la situación económica y empujar aún más el crecimiento del empleo en Madrid. En las actuales circunstancias, este proyecto normativo ha devenido todavía más necesario porque la existencia de un Gobierno Frankenstein en España, un ejecutivo del PSOE sustentado en Podemos, Bildu, los independentistas catalanes y quince más, pone en peligro los importantísimos avances en materia económica y de empleo que se han producido desde finales de 2011.

Ante esto, es trascendental rebajar ahora en Madrid el IRPF, porque es el impuesto más importante del sistema tributario español y el que puede tener más efectos positivos sobre tres millones de contribuyentes. Así, la reducción de la tarifa a las rentas más bajas, la deducción para los cuidadores de niños de 0-3 años o la ampliación de la deducción por gastos educativos a ese mismo colectivo serán muy positivas. Igualmente, las ayudas en ese mismo tributo a la economía social y a la inversión empujarán todavía más el crecimiento económico.

Hablando de otros impuestos, las rebajas de Sucesiones, Donaciones, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados significarán también un nuevo impulso a la confianza de los inversores en Madrid y por tanto a la prosperidad.

¿Qué hará mientras el Gobierno Frankenstein? La mera posibilidad de su nacimiento, tras la moción de censura, ya provocó hace dos semanas retroceso en las Bolsas y desconfianza en los inversores. Este fue el principio, pero, a partir de ahora, su labor de Gobierno puede ser catastrófica si se aplicaran de verdad las propuestas que han hecho en el Congreso y en la Asamblea de Madrid los partidos políticos que ensamblan ese engendro.

En este contexto, el Gobierno Regional y el Grupo Popular van a trabajar más todavía en favor del progreso y la prosperidad. Este esfuerzo puede ser relevante no solo para Madrid, también lo será para España puesto que nuestra economía pesa casi un 20% del total nacional y lo bueno que sucede aquí influye positivamente a nivel nacional.

Este año 2018 se cumple el bicentenario de Frankenstein, la novela gótica de Mary Shelley. Cuenta la historia que cuando esta escritora iniciaba la redacción de su obra en 1816 el clima europeo fue muy extraño –no hubo verano y el invierno fue durísimo-. Por eso, creo que es posible que Mary Shelley, asombrada por aquellos fenómenos meteorológicos, tuviera una visión inquietante del futuro e ideara su monstruo pensando en los apoyos con los que ahora cuenta ahora Pedro Sánchez.

Bromas aparte, espero sinceramente que el paralelismo entre el Gobierno de Sánchez y la obra de Mary Shelley no sea una realidad, porque mi deseo es que el Ejecutivo socialista desarrolle una buena labor en beneficio de España.

La lectura de la novela nos dice que la vida del doctor Víctor Frankenstein acabó fatal, puesto que tras arrepentirse profundamente de lo que había hecho y, tras perderlo absolutamente todo por culpa del monstruo, murió en su intento desesperado de acabar con lo que el mismo había creado. No es el final que le deseo a Sánchez, por eso tendrá que empeñarse desde el principio en desactivar su monstruo antes de que este termine acabando con él.

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias