• 1

Salud y bienestar

Espacio divulgativo de salud en el que te ofrecemos información sobre prevención y hábitos saludables. Conoce a través de diferentes especialistas la sintomatología de diferentes patologías, las novedades en diagnóstico y los tratamientos más innovadores.

  • Image

Beneficios y lesiones más habituales de la práctica de la equitación

true

Sobre el autor

Quirónsalud

Puedes encontrarme en @quironsalud

La equitación es un deporte que nos aporta muchos beneficios, nos ayuda a tonificar los músculos, mantener una postura correcta y es un buen ejercicio cardiovascular. Además, es ideal para despejar la mente: desconectamos del día a día y reducimos los niveles de estrés. Además, como suele realizarse al aire libre, nos permite disfrutar de la Naturaleza.

Podríamos afirmar que se trata de uno de los deportes más completos que existen. Tonificamos abdominales, glúteos, piernas o espalda además de mejorar el equilibrio, postura y la movilidad, evitando posibles lesiones en un futuro. Sin embargo, ciertas dolencias, especialmente de la zona lumbar, son comunes entre los jinetes profesionales.

Es importante destacar que al montar a caballo desarrollamos ciertos grupos musculares, pero hacemos trabajar menos a otros que necesitamos para mantener la musculatura equilibrada. Las dolencias y problemas de espalda crónicos surgen por este desequilibrio, que provoca bloqueos articulares en la columna vertebral.

Si queremos reducir los riesgos de lesión, hay que trabajar para aumentar su masa muscular. Esto significa que, para montar a caballo, como para cualquier otro deporte que repercuta tan específicamente en la columna, hay que hacer ciertos ejercicios para aumentar nuestro porcentaje de masas muscular.

Lesiones por Caída

Uno de los riesgos más habituales de la equitación es el de la caída y es previsible que suframos alguna de las lesiones típicas entre los jinetes: rotura de las costillas, clavícula e, incluso, casos de fractura de vértebra. También pueden producirse lesiones como fracturas en los dedos de las manos y luxación anterior del humero al agarrar las riendas durante las caídas.

Lesiones producidas por descompensación de musculatura

Montar a caballo requiere tensión constante por parte de ciertos grupos musculares que nos obliga a desatender la musculatura contraria. Si no hacemos ejercicios específicos para compensar estos desequilibrios habrá una gran propensión a sufrir lesiones musculares.

Por ejemplo, al montar trabajamos mucho con bíceps, flexores de muñeca y dedos, trapecios y erectores de columna. Es importante trabajar de manera paralela tríceps, extensores de muñeca y dedos, pectorales y abdominales para prevenir estas lesiones.

En caso de que padezcas problemas de espalda, consulta a tu médico antes de practicar este deporte.

A modo de ejemplo, en la pasada edición de la Madrid Horse Week, en la que hemos participado como servicio médico oficial, las lesiones con las que nos hemos encontrado han sido una lumbalgia, una fractura en un dedo del pie y lesiones por erosión en una caída de un jinete.

En definitiva, con una buena preparación y, siendo prudentes, es posible una práctica segura y saludable de este deporte.

Puedes ver consejos y recomendaciones para la práctica de la equitación en los siguientes enlaces:

Entrevista con el Dr. Federico Gutierrez-Larraya (Unidad de Cardiología Deportiva del Hospital Ruber Internacional – Grupo Quirónsalud).

Entrevista con Samir Yousef Sweiti (Fisioterapeuta del Hospital Ruber Internacional – Grupo QUirónsalud) sobre prevención de lesiones al montar a caballo.

Así trabajan los profesionales del Hospital Ruber Internacional durante la Madrid Horse Week 2017

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias