Actualidad

Curiosidades sobre la sandía

La sandía es una de las frutas estrella del verano. En plena temporada, a esta fruta se le atribuyen múltiples propiedades: antioxidante, bajísima en calorías, un alto contenido de vitaminas y minerales, depurativa e, incluso, un reciente estudio asegura que su cáscara tiene un potencial similar a la viagra. Enrique Sanz, nutricionista del Hospital General de Villaba, nos ayuda a aclarar algunas de las dudas más populares en torno a ella.

Publicidad

No, no es más indigesta por las noches.

“Estas teorías que circulan en torno al consumo de sandía por la noche, así como con el melón, afirmando que producen malas digestiones o asociándola con problemas intestinales no tienen nada de verdad ni están respaldadas por la evidencia científica, no habiendo nada de material científico disponible que apoye tales efectos ante el consumo de esta fruta por la noche”, asegura el especialista.

Publicidad

El quid de la cuestión estaría en la cantidad y frecuencia, ya que si se abusa de ellas, sobre todo en su forma en crudo, pueden desembocar en alguna molestia digestiva, aunque la tolerancia, como ocurre con todos los alimentos, es individual. Conviene tomar un puñado pequeño, bien triturado, y adicionarlo a otros alimentos, como por ejemplo productos lácteos, ensaladas o tomar junto a otros frutos secos. También se pueden hornear o tostar con un poco de aceite de oliva virgen extra para obtener una textura más palatable. Hay que tener en cuenta que lo ideal sería consumirlo una vez a la semana, no convertirlo en algo diario.

Publicidad

“Por último respecto a esto”, concluye, “ hay quien asegura que mezclarla con agua o leche también puede provocar que nos sienten mal...la sandía no tiene ningún efecto nocivo para el organismo, ni de forma aislada ni acompañada de agua o leche (ni de cualquier otra bebida o comida). Por tanto, se podrá tomar sola o en compañía de cualquier alimento sin alterar sus propiedades ni desencadenar un efecto contraproducente.”

Es recomendable en una dieta para perder peso pero no tiene efectos “adelgazantes”.

“No tiene poder adelgazante persé” continúa Sanz, “pero lo que sí que es cierto es que es un producto muy bajo en calorías (20 kcal por 100 gramos de porción comestible) y con alta densidad de nutrientes, por tanto, totalmente recomendable en cualquier dieta enfocada a la pérdida de peso.”

¿De verdad su cáscara tiene los mismos efectos que la Viagra?

Publicidad

“Es cierto que un reciente estudio de la Universidad de Texas demostró que en la sandía hay un componente denominado citrulina”, explica Enrique Sanz, “y que esa sustancia que tiene un efecto relajador sobre los vasos sanguíneos, siendo este efecto también el mecanismo de acción que tiene la viagra para tratar la disfunción eréctil”. Eso sí, también nos aclara que el contenido mayoritario se encuentra en la cáscara y además es posible que el efecto no sea tan específico como el de los fármacos sintetizados químicamente para tal fin.

Las pepitas se pueden comer y tienen múltiples beneficios.

Las pepitas de la sandía se caracterizan fundamentalmente por su riqueza en fibra, la cual está asociada a un beneficio en el tránsito intestinal, mejoría respecto a niveles de glucosa en sangre y colesterol, control de peso corporal y, junto a la proteína de origen vegetal también contenida en dichas pepitas, poder saciante. Además es relevante su contenido en magnesio, cinc y grasas poliinsaturadas, que también contribuirán al buen funcionamiento del organismo. “Sin embargo”, subraya el especialista, “hay que destacar en este punto que no por ello hay que pensar en las pepitas de sandía como la panacea, ya que ninguno de estos elementos tendrá beneficio alguno sin un contexto de dieta saludable, completa y equilibrada.”