Derecho de Familia

El blog nace como un instrumento interactivo entre el escritor y los lectores de La Razón para facilitar el conocimiento de la situación actual de los problemas candentes del derecho de familia en nuestro país. Además de artículos, el blog está abierto al dialogo y a la resolución de las consultas que los lectores quieran plantearle.

  • Image

Voces

true

Sobre el autor

Adolfo Alonso Carvajal

Soy abogado especialista en Derecho de Familia, Civil y Penal, y doctor en Derecho, con una tesis sobre los derechos fundamentales en materia de "sustracción interparental de menores", secuestro de niños y niños desaparecidos. Ademas, he formado parte de la candidatura a la alcaldía de Guernica, y en dos ocasiones he sido candidato al Congreso de los Diputados como miembro y en las listas del PSE-PSOE. He trabajado tanto en España como en la Unión Europea, el mundo árabe, Australia, EE UU o Lationamérica. Conferenciante y organizador de jornadas y congresos, he publicado diferentes obras en solitario y colectivas y soy creador de la teoría del "Derecho del Límite" para el derecho de familia.

ETIQUETAS

No he ocultado nunca mi pertenencia al Partido Socialista de Euskadi, ni mi orgullo por ser militante de un conjunto de hombres y mujeres que han luchado por los más débiles, por la libertad, y por la solidaridad de todos, aun en momentos objetivos de peligro. No hace mucho mi agrupación aun tenia verjas en las ventanas para protección, y había sido atacada. Tampoco he ocultado nunca mi condición de masón ni que mi trabajo desde el derecho de familia, es igual para todos con independencia de su ideología , de su género o de su religión o convicciones. Soy abogado de familia para todos, mi vocación y lo mejor de mí mismo, en lo que este a mi alcance y capacidad, es para ayudar al ser humano desde la igualdad, la libertad ,la tolerancia y el dialogo.

Uno de mis socios de despacho y su mujer han vivido muchos años con escoltas. Sé pues de lo que hablo y de la defensa de las libertades que muchos hombres y mujeres anónimos han hecho. Oigo voces y no estoy esquizofrénico, leo líneas de programas electorales o de discursos de actos públicos y no estoy ciego. Veo voces escritas, oigo tonos y no me gustan, y es importante decir que no es la primera vez que ideas políticas claramente totalitarias y excluyentes, se asoman a la historia de la humanidad.

No las quiero aquí otra vez.

En España, la ignorancia la ambición y la intolerancia nos llevan a lugares infernales, y aquí en Euskadi sabemos de lo que hablo.

Por eso quiero recordar que algunas de las nuevas voces que acceden al parlamento de Andalucía se corresponden con un determinado espectro que entronca con la historia de la post guerra de España y con un movimiento involucionista existente en la Unión Europea. ¿Porque hemos llegado aquí y hasta que lugar nos llevará? Nos sentíamos diferentes, incorruptibles, demócratas de pata negra. No lo éramos, aunque si éramos sensatos. Ahora ya no sé si somos o no somos. También mi discurso personal ha venido sustentado en que existía una conexión social basada en dos pilares.: primero, el recuerdo traumático colectivo de una guerra civil, precedida de una tensión continuada, y seguido de una postguerra dictatorial y totalitaria; segundo, el funcionamiento de la administración de justicia y si se me permite, el Poder Judicial como último cierre que resume la esperanza de mantener la independencia y el equilibro de poderes. Hoy los tonos que llegan me ponen ante una realidad, el olvido de la guerra civil está más cercano. Por otro lado, la administración de justicia está tambaleándose incluso por errores propios.

Estas voces sobran.

Se habla por las opciones totalitarias emergentes de la derogación de la Ley de violencia de género, supresión de organismos feministas radicales subvencionados, persecución efectiva de denuncias falsas, protección del menor en los procesos de divorcio, la familia como institución anterior al estado, reforma de la Ley de adopción nacional, prohibición de los vientres de alquiler y toda actividad que cosifique y utilice como producto de compra venta a los seres humanos, entre otros temas.

Todo esto dicho en el marco ideológico en el que se dice, no puede producir sino la impresión de que estos cantos intentarán desmontar todo lo andado durante cuarenta años en materia de derecho de familia. Es necesario votar para que esto no ocurra, y que no nos vuelvan a meter en la familia tradicional monolítica. Todo esto que oigo es contrario a la filosofía del derecho de familia que yo propugno, y a mis valores personales.

No podemos dejarnos inducir a error o al menos yo no quiero callarme, está en juego la libertad y la igualdad de todos, como principios inspiradores del derecho. Claro que estamos todos de acuerdo con no cosificar al ser humano y en otras ideas, pero eso ¿que supone en la práctica?; ¿que son “organismos feministas radicales? ¿Quien define lo que es radical o no?, me temo que las voces que oigo, ellas y solo ellas con sus conceptos totales y excluyentes. Me inquieto pensando en limitar a partir de la ignorancia y del fanatismo. ¿Porque hay que derogar la Ley de violencia de genero al amparo de una nueva ley de familia? ¿Denuncias falsas? Ya persigue la denuncia falsa , y no toda denuncia archivada es falsa. ¿ A donde se quiere llevar?. ¿Porque no vientres de alquiler cuando lo que se busca es dar vida a quien no puede darla por la razón que sea? La legislación de violencia contra la mujer hay que cambiarlo, no acertamos,pero no suprimirla.

Mis esencias se rebelan, mi libertad se reivindica, mi derecho de familia se defiende. NO hay que hacer “alarmas antifascistas” como de forma bárbara alguien ha dicho, simplemente hay que votar y no abstenerse de hablar.

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias