Reflejos cotidianos

Reflejos Cotidianos muestra lo que hay detrás de los muros y portales que muchas veces no cruzamos. El reflejo de la vida cotidiana de otros pueblos y ciudades. Las personas que los habitan y sus costumbres. Ese mundillo local que sólo viviendo en ellas cae uno en la cuenta que todos somos diferentes. Lo apasionante que es abrir una puerta y encontrar lo inesperado. Las sonrisas y emociones de pueblos que pensamos conocer y que leyendo este blog descubrimos que no eran como las imaginábamos.

  • Battistero en Padua
    Battistero en Padua

Padua. interesante, bella, cautivadora y además tienen a San Antonio

true

Sobre el autor

Alicia Romay

Nací en la Ciudad de México, pero el destino me trajo a España para crear el primer Gabinete de Prensa del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Durante los más de 30 años de vida en Madrid no paré. Radio Nacional de España, Hotel Villa Magna, IFEMA, Guía del Ocio, Grupo Zeta, ABC Punto Radio, COPE, HOLA.com... Los últimos años en España, antes de venirme a Roma, fui la Directora de Prensa y Relaciones Públicas del Hotel Palace de Madrid y de Starwood Hotels & Resorts para España y Portugal, fui la responsable de prensa para REEBOK SPORTS CLUB Serrano y la Finca y colaboré con MONTBLANC. En GESTIONA RADIO hice mi propio programa de radio “El Mundo de Alicia”. En este momento de mi vida, voy contando lo que voy descubriendo desde Roma y el Vaticano para Gestiona Radio y Gentleman México. Mañana seguiré comunicando lo que haga falta.

ETIQUETAS

Padova, así es su nombre en italiano, me ha encantado. Mi primer deseo era ir a la Basílica de San Antonio. En mi familia llevan su nombre mi papá, mi hermano y mi hijo. Es un santo que en mi casa siempre ha estado presente. Descubrir que no había nacido en Padua sino en Lisboa me dejó al principio un poco extrañada. Pensé que se trataba de otro santo pero no, San Antonio de Padua, no es de Padua.

La ciudad tiene un grandísimo atractivo. Es posible que el ambiente universitario le ayude a tener este aire jovial, activo y con luz, pero no solo son los estudiantes que suben y bajan por las calles principales de Padova lo que le da esta alegría a la ciudad, es también porque sus habitantes son muy acogedores con los extranjeros, están acostumbrados al jaleo que ocasiona ser una ciudad turística, parece que a ellos les gusta que la visiten...

El corazón de la ciudad está en la zona del Palazzo della Ragione que se localiza entre las plazas delle erbe y la dei frutti. Llama la atención este palazzo mirándolo desde fuera, pero lo mejor de todo, es subir las escaleras que están en una lateral y toparse con este inmenso e imponente salón.

Le llaman de vez en cuando el Salone. Es la sala en suspensión más grande del mundo, mide 81 metros de largo y 27 de alto y de ancho. Giovanni degli Eremitani la sobreelevó en 1306 siendo que su construcción fue en 1218. Al gran Giotto es a quien se le atribuyeron los frescos originales que fueron destruidos en el incendio de 1420. La pieza estrella del Salone es el caballo gigante, obra de Donatello. Este caballo lo creó para unas festividades locales.

Pero este es sólo el arranque de esta preciosa ciudad del norte de Italia. En el post anterior ya habéis visto la maravillosa Capella degli Scrovegni y muy cerca de allí se encuentra el Palazzo Zuckermann en donde por sorpresa encontré pinturas de Maximiliano y Carlota de Austria y el sombrero con el que fue fusilado en el Cerro de las Campanas.

Por las calles centrales de Padova hay diferentes cafés, uno está entre lo clásico y lo moderno pero el que llama más la atención es el café Pedrocchi, además de ser el mas antiguo, es divertido conocer algo que sucede dentro. El establecimiento está dividido en tres salones, uno Blanco, uno Verde y uno Rojo, sus “funciones sociales” son diferentes uno del otro. En el salón verde se sentaban históricamente las personas con menos posibilidades o los estudiantes de la universidad que sabían que podían estar en esta sala sin ser molestados por los camareros y calentarse en el invierno sin tener que consumir.

De esta sala es conocida una frase cuando no se tiene dinero : “essere al verde” Estar al verde significa “estar sin un duro”. Hasta la fecha el salón Verde, es el sitio en donde las personas se sientan cuando quieren difrutar de la sala sin que el camarero se acerque a pedir la orden.

Pasear por el Prato della Valle es una delicia, es un espacio abierto muy agradable, es una de las plazas mas grandes de Europa. El Duomo de Padova es una visita obligada al ser la catedral de la ciudad pero de quedarse maravillado realmente es el Battistero, está dedicado a San Juan Bautista, conserva en su interior uno de los ciclos de frescos más importantes del siglo XIV, la obra fue realizada por Giusto de Menabuoi.

Lo dicho, ir a Padova es emocionarse, sorprenderse y disfrutar muchísimo de la ciudad y de sus gentes. Reservar en los sitios a visitar antes de ir, así no os lleváis tristes sorpresas.

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas

Últimas noticias