Francisco Javier Arroyo: «La investigación es el futuro y nuestra esperanza en la lucha contra el cáncer»

En enero dejará de ser el presidente de la AECC en Valladolid tras ochos intensos años de tarea en los que ha situado a esta delegación en el «top ten» de España

Francisco Javier Arroyo, presidente de la Asociación Española contra el Cáncer de Valladolid, durante la entrevista con LA RAZÓN
Francisco Javier Arroyo, presidente de la Asociación Española contra el Cáncer de Valladolid, durante la entrevista con LA RAZÓNLa Razón

Prevención, atención y, sobre todo, investigación. Estas son las tres palabras que a buen seguro más ha repetido durante los últimos ocho años Francisco Javier Arroyo, presidente de la Junta de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) de Valladolid.

Una persona implicada y solidaria en lo social, médico de profesión, y que en apenas un par de meses dejará esta responsabilidad. Algo que hará, según cuenta a LA RAZÓN, orgulloso de lo conseguido, «gracias al «compromiso e ilusión» de todos los que le ha acompañado en esta aventura, y después de haber situado a esta delegación vallisoletana, que cuenta ya con nueve mil socios, en el «top ten» de toda España, tanto por prestigio como por penetración social, actividades que realizan y apoyo económico a la investigación médica.

Algo que, recuerda, se pone de manifiesto en la Marcha Popular contra el Cáncer que en la última edición, la séptima, celebrada hace poco más de un mes, consiguió reunir a 58.000 personas empujando y plantando cara a la enfermedad. «Valladolid es hoy punta de lanza de la lucha contra el cáncer en nuestro país», asegura Arroyo, mientras destaca que de los 20 millones de euros que la AECC ha entregado en total a la investigación, 465.000 euros los ha aportado la delegación que él preside. y es más, avanza a este periódico que la previsión para el año que viene es de medio millón de euros.

Más de 56.000 personas participan en la VIII Marcha Popular contra el Cáncer de Valladolid
Más de 56.000 personas participan en la VIII Marcha Popular contra el Cáncer de Valladolid

«Lo más importante -afirma- es que seguimos creciendo; la investigación es el futuro y nuestra esperanza contra esta enfermedad que hasta hace no mucho era una palabra maldita, sinónimo de certificado de defunción anticipado».

En este sentido, señala que gracias a los avances médicos, la supervivencia contra el cáncer en España se sitúa hoy en el 54 por ciento, pero afirma, convencido, que si las Administraciones duplicaran los recursos a la investigación, en diez años esta supervivencia se elevaría al 70 por ciento. «Es una cifra que nos ilusiona y por la que pelearemos hasta donde podamos», dice Arroyo, mientras pone en valor trabajos como uno que ha realizado recientemente el equipo del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) en ratones, con apoyo de la AECC de Valladolid, que ha descubierto que la enzima FASN sobreexpresada en numerosos tipos de cáncer, es crucial para que una célula normal se transforme en cancerosa logrando bloquear la producción de un cáncer en los roedores.

Plan Nacional Investigación

Arroyo pide al nuevo año que el futuro Gobierno de España ponga en marcha el demandado y comprometido Plan Nacional de Investigación contra el Cáncer para que esa tasa de supervivencia sea pronto una realidad.

También tiene el anhelo de que la asociación siga por el actual camino de transparencia, cercanía y humanización en la atención que prestan a enfermos y familiares llegando donde no pueden las administraciones, y siempre con el voluntario como el armazón de todo, «con el reto de que el cáncer -dice- sea a corto o medio plazo una enfermedad crónica como tantas otras que pueda sobrellevarse con un tratamiento, y deje de ser una sentencia casi automática de un final de vida terrible».

Seguir contando con el impulso y el aliento de la sociedad y que esta sea capaz de darse cuenta cada vez en mayor medida de la importancia de la investigación contra esta enfermedad, son otros de los deseos que el presidente de la AECC de Valladolid espera para el 2020.

Y anima a los vallisoletanos a participar el próximo 21 de diciembre en la Plaza Mayor en «#NaviEMMVA: Valladolid le canta a la Navidad», donde entre otras actividades se cantará un villancico compuesto por Escuela Municipal de Música «Mariano de las Heras». Arroyo explica que se podrán adquirir linternas para acompañar la interpretación del villancico, cuyo importe irá destinado a la AECC de Valladolid. «Queremos que el cariño, el calor y la luz de la Navidad -dice- llegue a los más vulnerable e ilumine también al enfermo de cáncer y sus familias».

Una nueva y gran sede para Valladolid

El 2020 que se acerca será, además, un año importante para la AECC de Valladolid, ya que en enero estrenará sede en la calle Claudio Moyano esquina con Licenciado Vidriera, en un acto que servirá de despedida para Francisco Javier Arroyo al frente de esta Junta Directiva. Un edificio de tres plantas y que con un gran almacén, una de las demandas de la entidad, donde la asociación llevará allí toda su actividad. Otra buena noticia en esta lucha contra el cáncer.