El Gobierno de Navarra desactiva el plan de emergencia por inundaciones

NAV-CRECIDA EBRO

Pamplona, 15 dic (EFE).- El Gobierno de Navarra ha informado de que ha sido desactivado el plan especial de emergencia ante el riesgo de inundaciones una vez que la riada ni en la ciudad de Tudela ni en el resto de la Ribera haya provocado incidencias significativas.

La decisión se ha tomado tras el paso de la máxima avenida del río Ebro por Tudela sin desbordamientos ni afecciones importantes y la llegada de la riada al límite provincial con Zaragoza, momento en el que asesores y responsables de los servicios movilizados han indicado que la situación era ya de normalidad y que las causas que motivaron la activación del plan habían desaparecido.

El plan fue activado en su nivel 1 el pasado viernes tras la crecida de los ríos en diversos puntos de la comunidad como consecuencia de las continuas precipitaciones registradas en la mitad norte de Navarra, donde el viernes hubo desbordamientos, igual que en la comarca de Pamplona y ayer, ya con menor intensidad, en la zona media de la comunidad.

Durante sus últimas horas de vigencia, las medidas preventivas adoptadas por Protección Civil y el Ayuntamiento de Tudela han evitado que se produjeran daños materiales ya que los vehículos estacionados en zonas con riesgo de inundación fueron retirados y el bombeo de agua del río Queiles hasta la cuatro de la madrugada ha evitado inundaciones en el casco antiguo de la ciudad.

Sí que la crecida del Ebro ha provocado la caída de algún árbol en la zona del paseo de la Noria de Tudela, que han sido retirados por los bomberos y los servicios municipales, y aguas debajo de la ciudad se han inundado terrenos en zonas llanas de cultivo y caminos.

A estas hora ya no hay ninguna carretera cortada en Navarra y únicamente se da paso alternativo por desprendimientos en el enlace de la NA-170 con la Autovía de Leitzaran (A-15) a la altura de Santesteban, y en la NA-4150 (Leitza-Goizueta-Hernani) en el pk. 3 por hundimiento de la calzada. EFE