Unión y diálogo para generar empleo y crear oportunidades

El presidente Fernández Mañueco y el delegado Javier Izquierdo coinciden en la necesidad de colaborar para solucionar los conflictos

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; estrecha la mano al delegado del Gobierno de España, Javier Izquierdo, en el primer encuentro institucional entre ambos dirigentes
El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; estrecha la mano al delegado del Gobierno de España, Javier Izquierdo, en el primer encuentro institucional entre ambos dirigentesDos Santos (nombre del dueño)La Razón

«Satisfactoria, fructífera y con normalidad institucional». Así trasncurrió el primer encuentro del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco; y el nuevo delegado del Gobierno de España en Castilla y León, Javier Izquierdo, que en un poco más de una hora, y sin profundizar, hablaron de los principales asuntos que preocupan a los castellanos y leoneses. Ambos señalaron en que lo importante, es «a través del diálogo y la colaboración», dar solución «a los principales conflictos que afectan a los ciudadanos», porque «para eso nos pagan», añadió Izquierdo.

También coincidieron en que la generación de oportunidades para crear empleo en la Comunidad será una de los prioridades. Para ello, el jefe del Ejecutivo autonómico indicó que la transformación digital y la mejora de las infraestructuras deben ser un factor clave para este fin.

Asimismo, destacaron que ambas administraciones trabajarán conjuntamente, cada uno desde sus competencias, por el desarrollo de las nueve provincias de Castilla y León con las herramientas del Estatuto de Autonomía y la Constitución.

El presidente de la Junta trasladó al delegado del Gobierno su preocupación sobre cuestiones vitales para Castilla y León, y que ya figuraban en la carta enviada al presidente Pedro Sánchez.

Entre ellas, se encuentran la necesidad de un nuevo modelo de financiación que aporte los recursos suficientes y que sea negociado de forma multilateral.

Por otra parte, Fernández Mañueco consideró fundamental la negociación de la Política Agraria Comunitaria (PAC). En este sentido, aseguró que «el Gobierno de España tiene todo el apoyo de Castilla y León», pero subrayó que «tiene que ser exigente en esa reivindicación tejiendo alianzas con otros estados miembros para que sea una realidad».

Al respecto, el delegado confirmó que la dotación inicial proyectada para España «es claramente insuficiente, ya que parece que va a existir una merma importante, que nuestro Gobierno no acepta, por lo que va a negociar hasta encontrar una solución». Además, solicitó al presidente de la Junta, como líder del PP, «para presionar en el Parlamento Europeo con el fin de que puedan llegar más fondos de la PAC».

Ambos dirigentes también señalaron que la colaboración entre administraciones será especialmente fluida en ámbitos como la seguridad y la protección civil, o la lucha contra la violencia de género y la atención y protección de las víctimas.

Javier Izquierdo incidió en que que el objetivo común es «colaborar en la agenda real, dejando de lado los colores políticos, de los ciudadanos, para hacer sus vidas más dignas y amables» y confió en que esta «foto de la normalidad institucional» sea el comienzo de una larga andadura de cooperación fructífera».

Reclamación del IVA

No hubo tanta coincidencia en la reclamación del pago del IVA de 2017 por parte del Gobierno. Mientras que Fernández Mañueco reiteró que van a agotar todas las vías políticas, el delegado avanzó que va a trasladar esta «petición legítima», aunque recordó que «no hay título habilitante» para «pagar la deuda».