Castilla y León frena el primer golpe pero urge financiación a Sánchez para lo que se avecina

El consejero de Empleo, Germán Barrios, asegura que será necesario intensificar las ayudas y especialmente al sector servicios y la Construcción en una segunda fase

El consejero de Empleo, Germán Barrios, comparece ante la prensa para hablar de la repercusión económica de esta crisis
El consejero de Empleo, Germán Barrios, comparece ante la prensa para hablar de la repercusión económica de esta crisisJcyl (nombre del dueño)

El primer golpe que ha dado esta crisis sanitaria sin precedentes a la que se enfrenta España desde hace tres semanas se ha conseguido frenar o amortiguar en Castilla y León con las medidas puestas en marcha por el Gobierno autonómico a través de los 424 euros que se han movilizado para el mantenimiento del empleo y el tejido productivo, de los cuales 142 se dirigen a inyectar liquidez a las empresas, autónomos así como al aplazamiento de pagos de tributos autonómicos, o los ocho para refuerzo de la protección sobre los colectivos más vulnerables, a los que habría que mar también otros 64 millones en materia de políticas locales.

Si bien, esta primera fase no va a ser suficiente para contener lo que se avecina en las próximas semanas e incluso meses en Castilla y León, según advertía este mediodía el consejero de Empleo, Germán Barrios, quien aseguraba que va a ser necesario intensificar las políticas económicas y financieras y hacer un nuevo esfuerzo que a día de hoy es complicado que lo pueda hacer la Junta de Castilla y León en solitario.

Por este motivo, Barrios reclamaba al Gobierno de Pedro Sánchez más financiación y recursos para poder afrontar lo que viene encima no muy tarde. El consejero apuntaba a la necesidad de poner en marcha un plan de contingencias, basado en la coordinación y la solidaridad, que implique tanto a la Administración estatal, como a la autonómica y local. “Necesitamos más financiación del Estado ya que éste se puede financiar con más endeudamiento o pidiendo a la Unión Europea medida financieras extraordinarias", explicaba Barrios, mientras pedía también un plan sobre el reinicio de la actividad para el futuro próximo.

Al respecto, el consejero se mostraba partidario de que actividad industrial básica, como son las empresas proveedoras y auxiliares de grandes multinacionales, deben cmenzar a trabajar antes de que finalice la crisis para que puedan dotar de material necesario a estas grandes empresas para que puedan arrancar con su producción lo más pronto posible.

El sector Servicios, una prioridad

Por otra parte, Barrios avanzaba que ahora habrá que centrar también los esfuerzos en el sector Servicios y el comercio principalmente, donde se engloban pymes y autónomos, que es el más afectado por la situación actual y más aún si cabe tras la ampliación del confinamiento hasta final de mes anunciada por el presidente del Gobierno esta tarde, así como a la Construcción.

El consejero de Empleo recordaba el “esfuerzo titánico” que se está haciendo para hacer frente al impacto del coronavirus, “que ya ha dejado los peores datos de la historia en materia de paro registrado (152.000) y afiliación a la Seguridad Social”, a los que habría que sumar los 158.000 afectados ya por ERTEs Pese a ello, Barrios ponía en valor que Castilla y León sea una de las tres regiones de la España autonómica con mejor comportamiento interanual en los datos del desempleo, “lo que habla bien de lo que se venía haciendo a pesar de la desaceleración general”, apuntaba.

Por ello, Germán Barrios valoró que la Junta haya adoptado una serie de medidas para mantener el empleo y el tejido productivo, manteniendo un “equilibrio”, a su juicio, entre las políticas dirigidas a los trabajadores y a los empresarios.