Fernández Mañueco defiende la importancia del Diálogo Social en la planificación de la nueva fase para luchar contra el Covid-19

El presidente de Castilla y León se reúne con las principales organizaciones sindicales

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se reúne con los líderes sindicales
El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se reúne con los líderes sindicalesJcyl

El prsidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, defendió el “importante papel” que van a jugar todos los miembros del Diálogo Social en la nueva fase de planificación de la crisis del coronavirus.

Así lo aseguró el jefe del Ejecutivo autonómico tras mantener una reunión por videoconferencia con los responsables regionales de los sindicatos CC.OO., Vicente Andrés, y UGT, Faustino Temprano, a quienes agradeció su predisposición para alcanzar acuerdos.

Así, ante la nueva etapa de planificación de la crisis que comienza a partir de ahora, el presidente reiteró que todos los miembros del Diálogo Social tienen un papel importante que desempeñar, y se comprometió personalmente a intensificar los cauces de comunicación y los mecanismos de coordinación existentes entre el Gobierno regional, y los sindicatos y la patronal.

En relación a la nueva etapa de la crisis que se inicia ahora, con la planificación de la desescalada, los sindicatos se mostraron coincidentes con el planteamiento de la Junta de Castilla y León de que el proceso se inicie con un marco inferior al de la provincia.

Respecto a la petición de un Pacto de Comunidad para la reconstrucción social y económica de la Comunidad, el presidente recordó que en su última intervención en las Cortes planteó ese gran acuerdo incluyendo no sólo a los responsables de los partidos políticos, sino también a los municipios, colectivos de todos los ámbitos, y por supuesto a los miembros del Diálogo Social.

Ante la preocupación manifestada por estas entidades en relación a la falta de rapidez en la aplicación de algunas de las ayudas acordadas, Fernández Mañueco señaló que la tramitación administrativa lleva su tiempo y que además, algunas de estas medidas constituyen una compensación a las prestaciones del Estado, y por fuerza tienen que esperar a que se apliquen éstas primero.

No obstante, el presidente de la Junta avanzó que esta misma semana comenzarán a publicarse algunas de estas convocatorias. Entre ellas, este martes se publicarán en el Boletín Oficial de Castilla y León las bases reguladoras de las subvenciones de la Consejería de Empleo e Industria por las que se amplía la tarifa plana para los autónomos, con el objetivo de que los trabajadores por cuenta propia continúen pagando 60 euros de su cuota durante seis meses.

Además, en los próximos días se irá publicando la normativa reguladora de otras líneas de ayudas pactadas con el Diálogo Social e incorporadas en el decreto-ley que convalidaron las Cortes el pasado viernes.

Por otro lado, Fernández Mañueco subrayó que ya están en marcha las ayudas de liquidez y crédito; y que se han aplazado impuestos un mes más.

Reivindicaciones al Gobierno

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo autonómico ha recordado a los sindicatos la batería de medidas que la Junta de Castilla y León está reivindicando al Gobierno de España, entre las que figura prorrogar la duración de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTES) más allá del estado de alarma en algunas actividades; incluir la construcción y reformas entre las actividades suspendidas con posible aplicación de ERTES por fuerza mayor; y abrir ventanillas de pago cada cinco días para desempleados o trabajadores con ERTE.

Asimismo, permitir el acceso de los autónomos a prestación desde una caída de ingresos del 50 por ciento y no sólo por cese de actividad; aplazar el pago de impuestos a autónomos al segundo trimestre del año; y facilitar a los autónomos cambiar de régimen de módulos al de estimación directa sin permanencia de 3 años, así como prorrogar la tarifa plana otros seis meses.

Respecto al ingreso mínimo, el presidente ha reiterado que la Junta de Castilla y León lleva reclamando desde el principio que el coste de esta medida sea asumido por el Gobierno y que su puesta en marcha debe estar vinculada a la búsqueda de empleo.