La Diócesis de Ávila abre la Oficina para denunciar casos de abusos sexuales

Estará dirigida por el sacerdote Luis Carlos Hernández al que acompañarán dos seglares: una abogada y un experto en Protección de Menores

La diócesis de Ávila pone en marcha la Oficina para denunciar casos de abusos sexuales en la Iglesia abulense
La diócesis de Ávila pone en marcha la Oficina para denunciar casos de abusos sexuales en la Iglesia abulenseDiócesis de ÁvilaLa Razón

El obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, ha firmado este miércoles un decreto por el que crea en esta diócesis la Oficina para la recepción de denuncias y acompañamiento de las víctimas. O lo que es lo mismo, un centro para que cualquier persona que haya sido objeto de abusos sexuales por parte de un religioso de este Obispado lo pueda demandar.

De hecho, según informan en un comunicado desde la Diócesis abulense, la única finalidad el atender las noticias o denuncias sobre posibles actos realizados por clérigos, miembros de institutos de vida consagrada o sociedades de vida apostólica que pudieran llegar a ser constitutivos de delitos relacionados con abusos sexuales.

Con esta oficina, el obispo Gil Tamayo cumple el mandato dado por el Papa Francisco en el Motu proprio “Vos estis lux mundi” del 7 de mayo de 2019, que se recogían posteriormente en la Conferencia Episcopal Española durante su Asamblea Plenaria de noviembre del pasado año.

El sacerdote Luis Carlos Hernández Herrero, doctor en Derecho Canónico, es la persona elegida por la Diócesis para que dirija con buen pulso esta Oficina, y junto a él estarán dos seglares de prestigio y reconocida independencia, como son la abogada de profesión y máster en Matrimonio y Familia por la Universidad de Navarra, Caridad López González, y el profesor y experto en protección de menores y Máster por el Instituto Teológico de Vida Religiosa y la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, Gustavo Rodríguez Obregón.