Fernández Mañueco reclama en el Senado fondos extraordinarios para hacer frente al aumento del gasto en Sanidad, Servicios Sociales y Empleo

El presidente de Castilla y León defiende la “respuesta leal y eficaz” de las Comunidades Autónomas y asegura que “hemos demostrado estar a la altura”

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, durante su intervención en el Senado
El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, durante su intervención en el SenadoJcyl

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, aprovechó su intervención en la Comisión de Comunidades Autónomas del Senado para reclamar al Gobierno de España fondos extraordinarios para hacer frente al aumento del gasto en Sanidad, Servicios Sociales y Empleo provocado por el coronavirus.

Asimismo, destacó que esta crisis ha probado que el Estado Autonómico ha sabido responder, actuando con lealtad con el Gobierno de España, apoyando sus decisiones pero también siendo exigentes y haciendo propuestas.

Así lo ha demostrado Castilla y León, con un sistema de salud público y unos servicios sociales que están dando la talla. El presidente ha subrayado que la Junta se ha volcado en la atención a las residencias de mayores, el 70 por ciento de cuyos centros públicos están limpios de contagios, con medidas como la monitorización de 1.200 y la creación de un grupo de trabajo para un nuevo modelo de gestión.

Teniendo en cuenta que las Comunidad han sabido ejercer sus competencias, el presidente de la Junta afirmó que el Estado debería contar con recursos suficientes para ejercer las suyas en todo el territorio, con medios humanos y materiales.

También insistió en la necesidad de reforzar la coordinación. En este punto, solicitó órganos de interlocución estables y operativos, que se reúnan con regularidad, como son el Senado, las Conferencias Sectoriales, o la Conferencia de Presidentes, así como el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que lleva desde el mes de febrero sin reunirse.

El jefe del Ejecutivo autonómico insistió que, para seguir ejerciendo sus competencias con la misma eficacia que hasta ahora, el Estado Autonómico necesita más recursos, puesto que son las comunidades autónomas las que están sufragando el incremento de gasto en sanidad, servicios sociales, etc.

Por ello, Castilla y León pide actuaciones concretas, como es la necesidad de un fondo extraordinario no reembolsable, que la financiación que articule la Unión Europea (UE) llegue a las Comunidades Autónomas, así como la definición del nuevo marco de estabilidad presupuestaria, incluyendo déficit y deuda, acorde a la nueva situación.

Se trata de la misma petición de solidaridad que el Gobierno de Pedro Sánchez está solicitando a la UE, recordó Fernández Mañueco, y afirmó que Catilla y León justificará sin problemas cada euro que le llegue.

El presidente de la Junta explicó que en la Comunidad ya se han puesto en marcha medidas de aplazamiento de impuestos, de liquidez y crédito, ayudas para autónomos y empresas, ayudas para los desempleados.

Una desescalada planificada, segura y coordinada

En cuanto al Plan de Desescalada anunciado por el Gobierno de España, el jefe del Ejecutivo autonómico ha afirmado que tiene en consideración algunas de las propuestas de Castilla y León, como que se distancien cada fase 15 días, lo que permite evaluar las medidas que se van adoptando, y que se abra no sólo al ámbito geográfico de la provincia sino que pueda bajarse al ámbito de la zona básica de salud.

Según resaltó Fernández Mañueco, desde el punto de vista sanitario, es en este ámbito geográfico donde mejor se puede controlar el número de contagios, garantizar la trazabilidad y aislar esos casos. Y además, conlleva una mayor implicación de los alcaldes y de otros agentes de cada zona.

No obstante, subrayó que en esta iniciativa aún queda mucho trabajo que hacer con las comunidades autónomas, y que es fundamental que el Estado ofrezca más certidumbres y concreciones en determinadas medidas. En concreto, se refirió a la limitación de aforo en el sector de la hostelería. En este sentido, el presidente declaró que la distancia social es un criterio reconocido por todos, por lo que lo que ha considerado que muchos negocios podrían abrir en mayor o menor porcentaje siempre que se respetara esa distancia entre personas.

Además, recordó al Gobierno de Pedro Sánchez en que hay que hacer una apuesta por estos sectores, mejorando la formación, las medidas de seguridad, concretar qué equipos se necesitan y cómo se deben utilizar. Asimismo, pidió que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) de fuerza mayor se extiendan más allá del estado de alarma.

Por otro lado, el presidente reivindicó que las Comunidades deben ser escuchadas, ya que son las que mejor conocen las necesidades de su territorio y de su sociedad. “No se trata de salir antes que nadie, sino salir con seguridad y con certidumbre, y ahí el Gobierno nos tiene que dar seguridad, para no retroceder en lo conseguido y ser justos con todos”, concluyó Alfonso Fernández Mañueco.