Castilla y León suma trece brotes activos con más de un centenar de afectados

Nueve positivos en dos de ellos detectados en Burgos y Chañe (Segovia) mientras que aumentan a catorce los infectados del de Íscar, en Valladolid, registrado el lunes

Castilla y León ha notificado este miércoles dos nuevos brotes en las provincias de Burgos y Segovia con nueve personas que han dado positivo en las pruebas PCR. La provincia de Burgos ha registrado un nuevo brote con dos positivos en un centro privado de atención a personas dependientes de la capital burgalesa.

Mientras que en el caso de Segovia, el brote se ha registrado en la localidad de Chañe, que afecta de momento a siete personas con resultado positivo y ha llevado a la vigilancia de otras diez.

Según ha informado la Junta de Castilla y León en un comunicado, los casos diagnosticados corresponden a personas entre los 20 y los 60 años, forman parte de entorno laboral y familiar y cursan síntomas leves o son asintomáticos, por lo que no hay hospitalizados, sino que se encuentran en aislamiento domiciliario.

En el caso de Burgos se trata de cuarto rebrote que se detecta, y que se suma a otros dos ya declarados también en la capital y otro en Miranda de Ebro que, en total, dejan 35 personas afectadas, según ha confirmado la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, a través de su Servicio de Epidemiología en Burgos.

El primer brote de Burgos se mantiene con quince casos positivos confirmados, con origen en el ámbito familiar vinculados a Zaragoza, catorce aislados en su casa y una ingresada, mientras que el segundo con nueve, también del mismo ámbito y todos aislados, pero con origen en Pamplona.

A estos se suma el tercer brote, procedente de una empresa de Miranda que inicialmente tenía cinco casos positivos a los que se han añadido, a día de hoy, cuatro más, siendo un total de nueve.Ocho personas se encuentran aisladas en sus casas, y una más ingresada en el hospital.

Por otra parte, el brote detectado este lunes en la localidad vallisoletana de Íscar suma hoy otros nueve positivos, hasta un total de 14 casos. Los Servicios Epidemiológicos de Junta de Castilla y León en Valladolid mantienen la vigilancia de los cuatro focos activos declarados en la provincia, según informó la Delegación Territorial de la Junta.

Este brote, laboral y familiar, está ligado a una empresa del municipio y de esos 14 positivos actuales, nueve son trabajadores de ese centro productivo; además continúan realizándose pruebas PCR a todos los contactos rastreados.

Además, en el brote de La Cistérniga, los datos actuales suman cinco positivos -dos más- y 20 contactos en cuarentena; los otros dos brotes activos situados en la capital vallisoletana presentan una situación “estable, sin cambios”.

En total, Castilla y León suma hasta este miércoles trece brotes de coronavirus activos con más de un centenar de afectados.