Fernández Mañueco garantiza la defensa a ultranza del mantenimiento de las ayudas al vacuno de carne en la negociación de la PAC

El presidente de Castilla y León anuncia, en una visita a una explotación ganadera en la localidad vallisoletana de Cogeces del Monte, la inmediata puesta en marcha de una campaña de promoción para el consumo de este producto

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, garantizó la defensa a ultranza del mantenimiento de las ayudas al vacuno de carne en la negociación de la Política Agraria Comunitaria (PAC). Así lo señaló durante una visita a una explotación ganadera de la localidad vallisoletana de Cogeces del Monte, en la que estuvo acompañado, entre otros, por el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero; y el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar.

El jefe del Ejecutivo autonómico reconoció la importancia del sector agrario y ganadero de la Comunidad, no sólo como garante de alimentos, sino por su gran capacidad de generación de actividad económica y empleo, así como de fijación de población en el entorno rural.

Dentro del sector primario, Fernández Mañueco también destacó que el sector ganadero ha sido uno de los que más dificultades ha sufrido durante la pandemia. Por ello, la Junta de Castilla y León ha puesto en marcha importantes paquetes de ayudas para los ganaderos de vacuno, porcino, ovino, caprino o toro de lidia, por un importe total de 11 millones en distintas líneas.

Respecto al vacuno de carne, el presidente anunció que el Gobierno regional va a iniciar próximamente una campaña de promoción del consumo de carne de vacuno, y otra destinada a dar a conocer el Instrumento Financiero para este sector, gracias al cual, cualquier ganadero de vacuno podrá acceder a préstamos hasta 200.000 euros para capital circulante.

De cara a la nueva PAC, Fernández Mañueco aseguró que la Junta va a mantener una postura firme en defensa de las actuales ayudas, y concretamente de las subvenciones destinadas al vacuno de carne, para lo que ha garantizado la exigencia pero también el apoyo de su Ejecutivo al Gobierno de España en todas las negociaciones que están en marcha.

La explotación ganadera visitada por el presidente de la Junta de Castilla y León, que diversifica su actividad entre el cerdo ibérico y el vacuno de carne, destaca por su particular sistema semi extensivo para el porcino, que no necesita la superficie de pasto habitual, tan característico en la zona occidental de Castilla y León y de España, puesto que el sistema de corrales abiertos de esta explotación facilita el movimiento de los animales en el cebo, y el producto obtenido (carne de ibérico) no pierde calidad con una adecuada alimentación.

Respecto a la explotación de vacuno, el sistema es intensivo, de alta producción, sin necesidad de superficie. Ambos tipos de explotaciones tienen un alto grado de control sanitario y de garantías en la calidad de la carne.