Alzheimer León invita a reflexionar sobre el trato a los mayores y a las personas con demencia durante la crisis sanitaria

La gerente, Flor de Juan, considera que “su dignidad ha sido vulnerada” al “no haber tenido en cuenta sus necesidades particulares”

Alzheimer León aprovechó la conmemoración del Día Mundial de esta enfermedad para invitar a la sociedad a hacer una reflexión sobre cómo se ha tratado a las personas mayores y a las personas con demencia durante la crisis sanitaria.

La presidenta de la Asociación, Regina Granja, señaló que “todos hemos vivido una situación dramática, pero especialmente las personas que viven con demencia y sus cuidadores”, cuya situación ha puesto sobre la mesa una reflexión “muy importante”, que es cómo se ha tratado y cómo se está tratando en esta situación de emergencia a las personas mayores y a las personas con demencia, “que en muchos casos no tienen capacidad para exigir ni exponer sus derechos”.

En este sentido, la gerente de la institución, Flor de Juan consideró que “su dignidad ha sido vulnerada, no hemos tenido en cuenta sus necesidades particulares y seguimos sin tenerlas en cuenta”.

Por esta razón, desde Alzheimer León invitaron a reflexionar sobre cómo se está llevando esta situación en la que “tenemos a nuestros mayores aislados, sin contacto e interacción social en la última etapa de su vida, especialmente a las personas con Alzheimer, que dependen de otra persona para seguir viviendo, este encierro les lleva a perder las capacidades más rápidamente”.

Unidad de memoria en El Bierzo

Por otra parte, la Asociación de Familiares de Alzheimer (AFA) Bierzo reclamó la creación de una unidad de memoria en el sistema público de salud de la comarca para favorecer el diagnóstico precoz de esta enfermedad neurodegenerativa que afecta en España a cerca de cinco millones de personas. El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, fue el encargado de dar lectura al manifiesto elaborado por la asociación para conmemorar el Día Mundial del Alzheimer.

Según Morán, la población de edad avanzada ha sido “la más castigada” en los momentos más duros de la pandemia de COVID-19, con un estado de alarma que provocó la interrupción de las atenciones especializadas que ofrecen las terapias no farmacológicas. En ese sentido, el presidente de la Diputación valoró las “nuevas herramientas de acompañamiento” puestas en marcha por AFA Bierzo.

En nombre del colectivo, Morán abogó por la recuperación de las consultas presenciales en atención primaria, así como por la reapertura de los centros de salud y ambulatorios rurales para favorecer que las personas aquejadas de demencia puedan continuar viviendo en sus casas. Igualmente, el presidente provincial puso voz a la exigencia de nuevos centros terapéuticos para atender a este colectivo y a las reclamaciones para que se incremente la inversión destinada a este fin y para que se aprueben nuevos criterios específicos en la ley de dependencia.

Tras valorar la aprobación del Plan Nacional de Alzheimer y otras Demencias 2019-2023, el pasado mes de octubre, como un “momento histórico”, Morán lamentó la “falta de asignación presupuestaria adaptada y adecuada” para poner en marcha las medidas contempladas en el plan. De acuerdo a datos manejados por la Confederación Española de Alzheimer, el siete por ciento de las personas mayores de 65 años y la mitad de los mayores de 85 años sufren algún tipo de demencia.

Centro en Segovia

Por otra parte, la presidenta de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFA) de Segovia, Isabel Miranda, avanzó que la parcela de su futuro centro ya está vallada y se han realizado unas catas. Según su previsiones, los trabajos podría comenzar en los últimos días de este mes o los primeros de octubre, para estar concluidos en el primer tramo de 2022 porque tienen un plazo de ejecución de 18 meses. “Los constructores nos han dicho que un año y medio estará listo”, señaló.

Isabel Miranda, acompañada de representantes de la corporación municipal, encabezada por la alcaldesa Clara Luquero, de la Diputación Provincial y de la gerente territorial de Servicios Sociales, agradeció el compromiso del Ayuntamiento y de la Junta de Castilla León para salvar todos los obstáculos finales.

“Si al principio estuve luchando contra los elementos, últimamente he notado un apoyo fabuloso por parte del Ayuntamiento y de la Junta. Yo ya creo en los milagros”, subrayó, ante la cesión de una parcela más grande para la construcción del Centro de Alzheimer como la cofinanciación del 70 por ciento de la obra por la Administración Regional.