León prepara a sus comercios para un final de año difícil y un 2021 “bastante duro”

Ayuntamiento y Cámara de Comercio extienden hasta Navidad su campaña de bonos al consumo que aumentan de diez a 40 euros y animan a todos los negocios a sumarse a ella

Desde esta medianoche, León quedará confinada durante los próximos catorce días para contener la expansión de una pandemia que parece no tener fin y que amenaza seriamente la estabilidad económica de toda España, en general, y de la Comunidad y la ciudad leonesa, en particular, desde donde observan con preocupación el daño que esta crisis sanitaria puede hacer a esta capital que no cuenta con un gran potencial industrial y que vive principalmente del turismo y de la hostelería además de un pequeño clúster de empresas biotecnológicas, de tecnología de la comunicación y la ciberseguridad.

Ante esta tesitura, desde el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio Leonesa reclaman al Gobierno de España y a la Junta de Castilla y León ayudas adicionales “claras, bien especificadas y que alcancen a todos", y que tengan un horizonte temporal amplio, dado que tanto el alcalde José Antonio Díez y el secretario general de la institución cameral, Javier Sanz, prevén que la actual situación no va a ser coyuntural y que además de un final de año bastante complicado y difícil, el 2021 va a ser un año “bastante duro”

Frente a ello, ambos presentaban este martes algunas iniciativas que van a poner en marcha en la ciudad para prepararla ante este momento de zozobra e intentar paliar en la medida de lo posible las pérdidas que esta situación va a generar, y entre ellas avanzaban novedades que se van a aplicar a los bonos al consumo que ponen en el mercado casi dos millones de euros para adquirir productos en establecimientos comerciales o de hostelería del municipio, con descuentos de un 25 por ciento cuyo importe asumen las arcas municipales.

El periodo de duración de estos bonos -que pasan a ser de diez y 40 euros- se extenderá hasta el 26 de diciembre para abarcar la campaña navideña y cada beneficiario podrá acceder a un total de 240 euros disponibles para comprar (60 euros de descuento) en alguno de los 298 establecimientos adheridos ya a la campaña.

Sanz recordaba que cualquier negocio puede sumarse a la iniciativa y se mostró convencido de que, tras un aumento sensible en la venta de bonos en el último mes y medio, las compras navideñas supondrán un impulso a esta propuesta que hasta la fecha ha movilizado 570.000 euros.

El alcalde recordó que la campaña de León es muy ambiciosa, con un montante superior al de apuestas similares en otras ciudades, y aseguraba que el objetivo de los bonos es ayudar a las familias y favorecer el comercio y la hostelería de proximidad.

Sanciones desde el primer momento

Por otra parte, el alcalde de León ha asegurado que partir de las doce y un minuto de esta noche, ya miércoles, que es cuando entrará en vigor el confinamiento, se sancionar a los que incumplan las medidas de restricción establecidas. "Aplicaremos desde el primer momento las sanciones correspondientes a quienes incumplan las medidas impuestas como consecuencia del aumento de contagios de coronavirus, ya que no me parece prudente buscar subterfugios. Hay que cumplir las normas y el que no lo haga debe ser sancionado”, apuntaba este mediodía José Antonio Diez.

El primer edil leones explicaba que el Plan Territorial de Protección Civil de Castilla y León, Plancal, con la coordinación necesaria entre administraciones y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad determinarán los correspondientes sistemas de control y vigilancia de las medidas a aplicar, especialmente en materia de movilidad y a este respecto recordó la dificultad que presenta la ciudad por su gran “porosidad” con numerosos accesos.

Diez apelaba a la “concienciación, compromiso y respeto de las normas” y a la responsabilidad individual ante unas restricciones que se imponen “por el bien de todos” con el objeto de vencer la propagación de la pandemia de la forma más rápida posible.