Esteban Vicente visto por Patricia Azcárate llega al Museo de Arte Contemporáneo de Segovia

La muestra, organizada por la Diputación, puede verse hasta el 31 de enero de 2021

La Diputación de Segovia ha puesto en marcha la exposición “De lo inefable. Esteban Vicente visto por Patricia Azcárate”, que da inicio al proyecto “Esteban Vicente visto por…”. Una iniciativa, que pretende ser proyectada en el tiempo, según ha manifestado el presidente de la institución provincial y presidente del Consorcio del Museo, Miguel Ángel de Vicente, en la presentación, donde se trata de relacionar y reinterpretar la obra del artista tureganense con la de un artista segoviano invitado, cuyo trabajo guarde puntos de convergencia con el pensamiento artístico del propio Esteban Vicente.

Uno de los motivos que hacen de Patricia Azcárate, madrileña afincada en Segovia desde hace cerca de tres décadas, la artista idónea para dar inicio a este proyecto es posiblemente la relación que ambos guardan con la naturaleza y el paisaje que les rodea como estímulo creativo.

Miguel Ángel de Vicente agradecía, a Patricia Azcárate, y en referencia a este respetuoso vínculo, “su valentía por aceptar el reto con tanta fidelidad, no sólo hacia Vicente, sino hacia sí misma” y la felicitaba por “la sutil manera de relacionar su obra con la de Esteban Vicente, permitiendo una lectura abierta, no forzada, de ambos lenguajes”.

A lo largo de tres espacios definidos, la muestra presenta una colección de cincuenta y cinco obras -treinta y siete de Azcárate y dieciocho de Esteban Vicente- que, no por estar interrelacionadas y estar basadas en una reinterpretación, pierden originalidad.

En un primer espacio dedicado a la pintura, en el que las pequeñas capas de que crean la composición de las obras de Patricia Azcárate recuerdan a la manera de Vicente, la luz, el color y la libertad, el mundo microscópico, el acuático y el vegetal se dan paso y juegan en un espacio calificado por la comisaria Ana Doldán de “ensoñación”, antes de que el espectador se adentre en el recogimiento de la instalación “Habitar la luz”.

Ésta, que en opinión de la directora del Museo y comisaria de la muestra es “quizá, la obra más sugerente y sugestiva de la exposición por todo lo que en ella se esconde”, cuenta con el sonido del compositor Ramón González-Arroyo como aliado, a través de la pieza musical “Toiles en lumière”, configurando, junto a doce telas pintadas por Azcárate, la especial escenografía de la instalación.

Por último, la exposición, que se podrá visitar de forma gratuita hasta el próximo 31 de enero de 2021 siguiendo las medidas de seguridad sanitaria, presenta un espacio dedicado a una serie de improvisaciones gráficas al carboncillo que dialogan con los dibujos en blanco y negro de Esteban Vicente realizados en los años setenta.

Para Miguel Ángel de Vicente, quien recordaba durante la rueda de prensa de presentación que han sido muchas las ocasiones en las que el Museo ha mostrado la obra de Esteban Vicente en diálogo con la de otros artistas, pero nunca con un artista actual, en plena etapa de madurez y además vinculado a nuestro entorno, “propuestas de este tipo favorecen nuevas lecturas necesarias para el enriquecimiento de los artistas y, al mismo tiempo, son reflejo del firme apoyo de la Diputación a la cultura y al desarrollo de las artes plásticas”.