Pablo Fernández exige a la Junta que cubra de urgencia las vacantes médicas en Soria

Califica la actual situación de “indecente, tercermundista e impropia del siglo XXI”

Pablo Fernández durante su comparecencia en las Cortes
Pablo Fernández durante su comparecencia en las CortesIcal

El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, ha exigido a la Junta que ponga una solución “inmediata, mañana mismo” a la marcha de nueve médicos de Atención Primaria en Soria, una situación que ha calificado de “indecente, tercermundista e impropia del siglo XXI”.

Por ello, ha instado a la consejera de Sanidad, Verónica Casado y al vicepresidente de la Junta, Francisco Igea y al propio presidente Alfonso Fernández Mañueco, a dotar a la Atención Primaria soriana de nueve profesionales, “ya que si no serán culpables de la enfermedad y de la posible muerte de muchos sorianos”.

Para el secretario podemita, la decisión política del traslado de los médicos de la provincia de Soria a otros lugares de la Comunidad, es el “ejemplo de como el Ejecutivo autonómico está erosionando, deteriorando y menoscabando la Sanidad pública hasta límites insospechados”.

Asimismo, ha señalado que el Gobierno de coalición de Castilla y León (PP y Cs) está vaciando la provincia de Soria, algo que es “intolerable, insostenible y nauseabundo”, y le acusó, además, de convertir a los sorianos en ciudadanos de cuarto categoría".

“Nosotros exigimos soluciones. Ayer el presidente tuvo la desvergüenza de decir que está abierto al diálogo, pero a los sorianos no les cura el diálogo, ni las palabras ni las buenas intenciones si enferman y sí lo hacen los facultativos que mañana deberán abandonar la provincia”.

Por último, afirmó de que el hecho de que haya poca población en Soria no resta derechos a sus habitantes, y recriminó al Ejecutivo autonómico su falta de previsión, ya que “ya se sabía que los nueve facultativos iban a dejar sus puestos en la provincia”.