“Intentemos salvar la Navidad”

El alcalde socialista de Burgos, Daniel de la Rosa, asegura que “si hay que ser duros en la aplicación de medidas de confinamiento, seámoslo”

En el centro de la imagen Daniel Garabito, concejal de Fomento, y a su derecha Daniel de la Rosa, alcalde de Burgos, durante la visita a las obras de El Plantio donde ha realizado las declaraciones a los medios de comunicación
En el centro de la imagen Daniel Garabito, concejal de Fomento, y a su derecha Daniel de la Rosa, alcalde de Burgos, durante la visita a las obras de El Plantio donde ha realizado las declaraciones a los medios de comunicaciónServicio Ilustrado (Automático) EUROPA PRESS

“Si hay que ser duros en la aplicación de medidas de confinamiento, seámoslo, e intentemos salvar la Navidad”. Así de contundente se mostró el alcalde socialista de Burgos, Daniel de la Rosa, ante el decreto del Estado de Alarma aprobado por el Gobierno de España y respaldado por la Junta de Castilla y León.

En este sentido, el regidor señaló que “si tiene que ser ahora mismo el mes de noviembre duro, pues que tenga que ser duro”. A partir de ahí, añadió, “confiar que la vacuna llegue cuanto antes, que los antivirales y retrovirales puedan llegar cuanto antes como tratamiento complementario” y mientras tanto, indicó que “hay que convivir con este virus” y que “la mejor manera de convivir con el virus es evitar el contacto social”.

Asimismo, indicó que “en la medida de lo posible, la gente tiene que seguir trabajando, tiene que seguir viviendo pero también tiene que ser muy consciente de que la salud pública es lo primero”.

En esta línea De la Rosa advirtió de que “ahora mismo, el único método para evitar el contagio es el distanciamiento social” y abogó por que “contra más hagamos por intentar estar en casa y menos en la calle, menos en los establecimientos de ocio, etcétera, pues mejor”, al tiempo que precisó que “eso no quiere decir que no sea compatible con la racionalidad y con cabeza de seguir viviendo saliendo a comprar, saliendo a tomar algo, pero con cabeza y con racionalidad”.

También, se refirió a que Burgos ha sido la provincia de la Comunidad que más denuncias ha cursado debido al incumplimiento este fin de semana del toque de queda decretado por la Junta de Castilla y León. Al respecto, el alcalde burgalés lo justificó argumentando que ha sido “algo circunstancial” y que “no es una cuestión que obedezca que hayamos sido más irresponsables”. “Estoy convencido de que no ha sido así sino que tal vez se hayan aplicado algo más, en este caso, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y la Policía Local”, subrayó.

Finalmente, el primer edil quiso trasladar un mensaje de “ánimo” y de “confianza” y subrayó que desde el Ayuntamiento se está trabajando “constantemente” con el Gobierno de España y el de Castilla y León para “intentar acertar en la gradualidad y proporcionalidad de las medidas que se deben implantar”, informa Ical.

Por ello, declaró: “Me alegro de tener en Castilla y León, al menos, un Gobierno autonómico que no duda a la hora de implantar de manera contundente medidas que, a la vista está, siempre que se acaban produciendo luego al poco tiempo, lo hacen en otros territorios y en otras comunidades autónomas”.